El referéndum siembra el pánico, el Ibex se hunde un 4,19% y la prima sube a 380 puntos

Grecia tumba las Bolsas

El órdago de Yorgos Papandreu ha sentado como un tiro a los mercados. ¿Se atreverá Grecia a decir "no" al rescate pactado? Los inversores no lo descartan, el Ibex se ha desplomado un 4,19%, hasta los 8.579,6 puntos, y la prima de riesgo se ha disparado hasta los 375 puntos básicos.

No se acaba nunca, nunca, nunca... El plan estaba pactado, los mercados lo habían celebrado y parecía algo más o menos sensato. Pero la propia Grecia no lo ve claro y amenaza con dinamitarlo, y precisamente el que ha puesto la bomba es Yorgos Papandreu, primer ministro heleno y defensor a ultranza, y desde el primer minuto, de una solución europea para el país. Hasta el momento, claro.

La apertura fue mala, muy mala, con un fuerte hueco bajista en los parqués europeos que llevó al Ibex a los 8.600 puntos de una tacada. Aunque lo peor estaba por llegar, porque a media sesión las órdenes de venta redoblaron su intensidad, después de que la agencia Fitch publicara un informe en el que desgrana las consecuencias de un "no" heleno al plan de rescate.

Por si fuera poco, varios políticos del partido del propio Papandreu solicitaron su dimisión y el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, desató el pánico al volver a mentar la posibilidad de una bancarrota total de Grecia. La banca, como era de esperar, ha sido la que más ha sufrido. Mientras, el eje franco-alemán y los dirigentes de la Unión Europa presionan al gobierno griego dé marcha atrás.

IBEX 35 8.961,90 -0,39%

La escabechina en las Bolsas ha sido tremenda. El Ibex se ha hundido un 4,19%, hasta los 8.579,6 puntos, aunque ha conseguido mantener, pese a todo, soporte clave de los 8.500 puntos. El volumen negociado, de 5.683 millones de euros, ha superado con mucho los 3.731 millones de media diaria de octubre, lo que refuerza el significado de la caída, según los analistas técnicos. En el resto de Europa, los números rojos han sido de impacto. París se ha hundido un 5,38%; Fráncfort, un 5%; y Milán, un 6,8%.

Pero las verdaderas malas noticias provienen del mercado de deuda soberana. La prima de riesgo española se ha disparado hasta los 375 puntos, cerca ya de los 400 puntos que llegó a tantear el pasado agosto. Y, lo que es peor, el diferencial del bono italiano ha cerrado en los 442 puntos básicos, un nivel que hace saltar todas las alarmas. El nivel de los 450 fue el que alcanzaron las primas de Irlanda y Portugal justo antes de sus respectivos rescates.

"Literalmente, están saltándonos alarmas respecto al riesgo de la deuda soberana francesa, cuya prima ha supera los 120 puntos básicos. Lo que está contemplando el mercado es una quiebra griega en toda regla, nada del 50%, sino del 100%", señala Fernando Espinosa, de Interbrokers. "En todo caso, considero que la reacción es una exageración", sentencia. La prima de riesgo gala ha finalizado en los 119 puntos.

Las citas macroeconómicas han llegado del otro lado del Atlántico. El gasto en construcción aumentó un 0,2%, por debajo del 0,3% esperado por los economistas consultados por Bloomberg. Por su parte, el ISM manufacturero de octubre, uno de los índices fundamentales para conocer la marcha de la actividad económica, se ha situado en 50,8 puntos, frente a los 52 esperados. En todo caso, la clave para Wall Street, cuyos índices cedían más de un 2% al cierre de la sesión en el Viejo Continente, también está en la resolución de los problemas europeos.

El euro, como es de esperar ante lo que está ocurriendo, sigue perdiendo posiciones frente a la monede estadounidense y se situá en torno a 1,369 dólares frente a los 1,386 dólares de ayer.