Para normalizar la situación y abordar la refinanciación

Sacyr reunirá su consejo dos veces en diez días

Los consejeros de Sacyr van a tener trabajo en los próximos días. La constructora celebrará dos consejos con el objetivo de resolver sus varias cuentas pendientes.

Manuel Manrique y Luis del Rivero, presidente y expresidente de Sacyr, respectivamente
Manuel Manrique y Luis del Rivero, presidente y expresidente de Sacyr, respectivamente

El grupo de construcción y servicios Sacyr prevé celebrar dos nuevas reuniones de su consejo de administración en los próximos diez días, con el fin de "normalizar" la situación en la compañía, aprobar los resultados de cierre de septiembre y abordar la refinanciación y el resto los asuntos pendientes, según aseguran fuentes cercanas a la compañía.

Estas reuniones se sumarán a las cuatro ya celebradas por el máximo órgano de gestión de la compañía desde el pasado mes de septiembre.

En concreto, Sacyr Vallehermoso tiene convocado un consejo ordinario para el próximo 10 de noviembre. No obstante, la compañía prevé celebrar antes de esta fecha un consejo extraordinario, para el que aún no se ha concretado fecha, que será así el primero después de la destitución de Luis del Rivero como presidente y el nombramiento de Manuel Manrique para ese puesto.

Por lo que se refiere a la refinanciación, Sacyr estaría dispuesto a vender hasta un 5% de Repsol si finalmente resultara necesario para cerrar con éxito la renegociación del crédito de 4.900 millones de euros que tiene vinculado a su participación en la petrolera, como ya ha publicado Cinco Días.

La eventual desinversión en la petrolera se enmarca en el "cambio de enfoque" que una parte de los accionistas de Sacyr quería dar al proceso que el grupo tiene abierto para renovar este préstamo, que vence el próximo 21 de diciembre.

Este cambio de estrategia pasa por "estar abiertos a todos los enfoques y posibilidades". Según las mismas fuentes, en primer término Sacyr buscará lograr un acuerdo de refinanciación con los bancos sin realizar desinversión alguna, pero "sin cerrarse a cualquier solución".

No obstante, en caso de que finalmente la constructora tuviera que vender títulos de Repsol, calcula que no representarían un paquete superior al 5%. Un 5% de la compañía que preside Antonio Brufau cuenta con un valor de unos 1.400 millones de euros, en función de la actual cotización de Repsol. Este es un importe similar al que suman los siete bancos extranjeros que rechazan renovar su participación en el préstamo de Sacyr.

En el supuesto de una venta de títulos, Sacyr tendría que ofrecer dichas acciones a Pemex, tal como establece el pacto que las dos empresas tienen en el capital de Repsol.

La compañía que preside Manuel Manrique mantendrá este acuerdo, dado que "no tiene ningún interés en romperlo", según confirmaron dichas fuentes.

El préstamo de 4.900 millones que Sacyr busca refinanciar es el que firmó en diciembre de 2006 con 46 bancos para costear su inversión en Repsol. Con la renovación, el grupo buscar alargarlo tres años más, aportando como garantía sus tres filiales (Testa, Vallehermoso y Valoriza) y las propias acciones que tiene en la petrolera.