Cinco veces más que en la misma fecha de 2010

La farmacéutica Merck gana 1.692 millones de dólares en el tercer trimestre

La farmacéutica Merck anunció hoy que en el tercer trimestre del año tuvo un beneficio neto de 1.692 millones de dólares, casi cinco veces más que en igual fecha de 2010, lo que atribuyó al aumento de las ventas de algunos de sus productos más conocidos.

Con esos resultados trimestrales, a los que más importancia conceden los inversores estadounidenses, la firma con sede en Whitehouse Station (Nueva Jersey) tuvo un beneficio neto por acción de 0,55 dólares, frente a los 392 millones de dólares y 0,11 dólares por título de julio a septiembre de 2010.

De enero a septiembre, la ganancia neta de la farmacéutica estadounidense fue de 4.760 millones de dólares, 3,5 veces superior a los 1.393 millones de dólares de igual fecha de 2010, señaló la firma en un comunicado de prensa.

En cuanto a su facturación, la acumulada de este año ascendió a 35.753 millones de dólares, el 5% más que en igual periodo de 2010, cuando se anotó 33.893 millones de dólares.

Su facturación de julio a septiembre fue de 12.022 millones de dólares, el 8% más que los 11.125 millones de dólares registrados en el mismo trimestre del ejercicio anterior.

Su presidente y consejero delegado, Kenneth Frazier, se congratuló por los "sólidos resultados trimestrales" y señaló que se debían a un fuerte crecimiento en ventas y a una importante reducción de costes.

Frazier indicó que Merck va a seguir adelante implementando su estrategia de crecimiento y cambiando su forma de operar el negocio, además de seguir centrados en la innovación.

El laboratorio estadounidense comunicó también que sus previsiones de ganancia por título para 2011 se habían revisado al alza para pasar a entre 3,72 a 3,76 dólares, frente a las anteriormente previstas de entre 3,68 a 3,76 dólares por acción.

También indicó que había registrado fuertes progresiones en las ventas de algunos de sus medicamentos como Januvia, contra la diabetes, y del que sus ventas aumentaron el 41%, el mismo porcentaje en que aumentó la facturación de la vacuna contra el virus humano del papiloma, Gardasil, o el fármaco para el asma y las afecciones respiratorias por alergia, Sigulair, que creció el 10%.

Sin embargo, otros fármacos como Remicade para tratar procesos inflamatorios bajaron sus ventas el 15%.