Remunerar con ampliaciones de capital liberadas les permite reforzar sus fondos propios

Los dividendos de Santander, BBVA, Bankia, Caixabank y Popular, ¿en peligro?

El scrip dividend permitirá a la gran banca reforzar su capital y retribuir a sus accionistas. Santander, BBVA, Caixabank y Popular ya emplean esta fórmula y las nuevas exigencias europeas potenciarán su utilización.

Todavía quedan muchos flecos por cerrar, el caos de información sobre la recapitalización del sistema financiero europeo es formidable. Lo que está claro es que la banca española tendrá que reforzarse con varios miles de millones de euros en el plazo de ocho meses. A junio del próximo año, Santander, BBVA, La Caixa, Bankia y Popular deben haber alcanzado una ratio de capital de máxima calidad del 9%. Todos ellos confían en que lo lograrán sin problemas.

Una de las dudas del mercado está en qué ocurrirá con los dividendos. Bruselas aseguró ayer que las entidades que no lleguen al umbral deben eliminar las retribuciones a sus accionistas y los bonus a sus directivos. Pero la autoridad bancaria europea (EBA, por sus siglas en inglés) no es tan estricta y se limita a señalar que dos de los métodos para elevar los fondos propios es restringir los dividendos y también el pago de bonus.

En todo caso, no es necesario suprimir la remuneración para reforzar el capital. La banca española conoce sobradamente cuál es la fórmula que debe emplear, se denomina scrip dividend y consiste en realizar ampliaciones de capital liberadas: emitir acciones nuevas sin coste para ellas.

BBVA 5,69 0,44%
SANTANDER 3,28 -0,95%
CAIXABANK 2,54 -0,35%
BANKIA 1,78 2,65%

Los accionistas reciben un derecho de suscripción por cada título y el banco se compromete a comprárselo a un precio determinado, si es que prefieren dinero contante y sonante en lugar de títulos nuevos. En función del número de accionistas que opten por esta última fórmula, la salida de dinero será mayor o menor. En los últimos casos, de BBVA y Caixabank, el porcentaje de socios que prefirió títulos nuevos fue del 91% y del 98,2%, respectivamente.

Con esta fórmula, BBVA, Santander, Caixabank y Popular hubieran retenido unos 3.000 millones de euros en balance, según sus planes actuales. La cantidad puede aumentar considerablemente si amplían esta fórmula de remuneración, como ya han anunciado algunos y se prevé que hagan otros.

Así, Popular contaba con utilizar el scrip dividend en dos de sus clásicos cuatro pagos anuales de dividendo, pero ahora lo utilizará en todos y cada uno de ellos, con el objetivo de mejorar su ratio de solvencia. La entidad asegura que la extensión de esta fórmula le permitirá conseguir unos 508 millones de euros de capital.

Bankia no desvela qué hará con sus dividendos, desde que debutó el pasado julio todavía no ha pagado ninguno, pero analistas consultados por este diario consideran que lo más probable es que sustituya al menos una parte de los dividendos por un programa de scrip dividend. En este caso, las necesidades de financiación de Banco Financiero y de Ahorros (BFA), que controla el 52%, pueden suponer que Bankia pague al menos una parte de los dividendos en dinero contante y sonante.

La matriz se limita a decir en su comunicado a la CNMV que "entiende que podrá cubrir los mencionados requisitos adicionales de capital a través de la adecuada evolución de su balance, resultados y gestión del capital sin necesidad de incorporar fondos públicos a su accionariado"

Santander, el pionero en emplear fórmula del scrip dividend (en octubre de 2009) ha asegurado que mantendrá su la política de dividendos, que actualmente consiste en pagar dos de los cuatro anuales exclusivamente en efectivo y otros dos a través de scrip dividend.

BBVA comenzó a utilizarlo más tarde, el pasado abril, pero también tenía previsto emplearlo en dos de sus pagos anuales. La entidad presidida por Francisco González asegura, igualmente, que mantendrá su actual política de dividendos.

Caixabank, por su parte, también tiene programados dos scrip dividend en cuatro de las remuneraciones anuales. De momento, La Caixa, que controla Caixabank con más del 80%, no se ha pronunciado sobre si ampliará la utilización de esta fórmula, solo asegura que "cumplirá con estos requisitos de capital adicional holgadamente [...], mediante su capacidad de generación orgánica de capital". Sin embargo, analistas consultados creen probable que sustituya todos o parte de los dividendos que paga en efectivo.