Muy confidencial

A Telefónica le gusta el coche eléctrico, al menos el británico

Telefónica quiere sacar partido de los nuevos negocios. En este caso, la compañía busca nuevas fuentes de ingresos en segmentos vinculados a la implantación del vehículo eléctrico. Así, su filial británica O2 UK ha llegado a un acuerdo con Chargemaster para trabajar juntos en este ámbito.

Dentro de su alianza, Telefónica será la encargada de suministrar la tecnología para las conexiones móviles entre máquinas (M2M) dentro de la red de estaciones que Chargemaster tiene en Reino Unido para la recarga de los vehículos eléctricos.

Y es que Chargemaster puso en marcha el pasado verano Polar, hasta ahora la mayor red nacional privada en Reino Unido para la recarga de los coches. Telefónica facilitará tarjetas SIM para las conexiones M2M, que estarán embebidas en cada uno de los puntos de recarga, que estarán comunicados con la central de datos de la empresa vía móvil, de tal manera que Chargemaster podrá dar autorización a los usuarios rápidamente para que recarguen las baterías de sus vehículos desde cada una de las estaciones.