æscaron;nica oferta en el concurso del Ministerio de Industria

Telefónica llevará la banda ancha a un mega a toda España

No ha habido sorpresas. Solo Telefónica se ha presentado al concurso convocado por Industria para dar el servicio universal de telecomunicaciones. Así que, si todo está en regla, el exmonopolio será el encargado de llevar la banda ancha a un mega a toda España.

Conexión a Internet de banda ancha
Conexión a Internet de banda ancha

Una vez más, el servicio universal de telecomunicaciones será cosa de una única operadora. La obligación de llevar el teléfono fijo a cualquier parte de España al margen de que sea rentable o no, de tener cabinas en todas partes o de poner a disposición de los usuarios un servicio de guías telefónicas volverá a recaer a buen seguro en la misma compañía: Telefónica.

Y es que esta empresa ha sido la única en presentar oferta para el concurso convocado por el Ministerio de Industria con el objetivo de designar al encargado de prestar el servicio universal a partir del 1 de enero de 2012 y durante un periodo de cinco años. Hoy a la una de la tarde se ha cerrado el plazo para presentar físicamente las solicitudes y, a falta de que se confirme que no llega ninguna más por correo (una posibilidad que está prácticamente descartada), solo hay un postor.

Sin embargo, esta vez en distinto. Además de las obligaciones tradicionales, el Gobierno ha incluido un nuevo servicio: el acceso a una banda ancha que tenga un mínimo de velocidad de un mega. Se trata de un compromiso con el que el Ejecutivo actual ha hecho bandera y que, tras sucesivos retrasos, al final llegará cuando su mandato ya haya terminado.

Si todo sale según lo previsto, por tanto, Telefónica será la encargada de que la banda ancha a un mega llegue a todo el territorio. Al menos, así será si no hay problemas con su oferta, porque el hecho de que sea la única no garantiza la concesión si hay algún problema técnico en su propuesta. De todas formas, en el caso extremo de que su solicitud no cumpla los requisitos, el Ministerio de Industria usará la potestad de designar directamente el operador que deberá dar el servicio universal y, con toda probabilidad, la elección recaería igualmente en Telefónica.

Lo que todavía no se sabe es cómo va a dar Telefónica el acceso a alta velocidad a los usuarios. El pliego de condiciones permite que sea a través de cualquier tecnología, ya se conecte por cables o por ondas, de forma fija o móvil. También es una incógnita el precio al que lo venderá.

Sea de la que manera que sea, a partir del 1 de enero de 2012 todos los usuarios podrán solicitar acceso a internet a un mega vivan donde vivan e incluso cuando no sea rentable para el operador, porque de eso se trata el servicio universal. Eso sí, Telefónica luego será compensada por encargarse de esta tarea. La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) calcula cada año cuánto el cuesta al exmonopolio este servicio y reparte el coste entre el resto de las operadoras encargadas de sufragarlo.