Reunión del G-20

Salgado apoya la tasa global sobre las transacciones financieras

La ministra de Economía alinea a España con Francia y Alemania, aunque reconoce que el debate sólo está planteado a nivel Europeo. Niega que exista propuesta alguna de la Autoridad Bancaria Europea sobre el ratio de capital de máxima calidad que se podría exigir a las entidades financieras.

Elena Salgado durante una rueda de prensa en Bruselas.
Elena Salgado durante una rueda de prensa en Bruselas.

La vicepresidenta española y ministra de Economia, Elena Salgado, se ha alineado con Francia y Alemania en la reunión de ministros de Finanzas del G20 para defender una tasa global sobre las transacciones financieras.

"España, junto con Francia, Alemania y algún otro país, cree que es una buena idea y que tiene todo el sentido", declaró ayer la vicepresidenta en rueda de prensa, aunque añadió que no se espera un debate en profundidad sobre este tema hasta la cumbre de líderes del G20 de Cannes el mes próximo.

"Entendemos que esta tasa (sobre las transacciones financieras) debiera tener un carácter global y queremos que el G20 pueda tomar una acción en este sentido", ha añadido. De momento, la discusión está sólo en el ámbito europeo en el que hay coincidencia en la necesidad de gravar "los únicos servicios (los financieros) que no están sujetos al pago del IVA".

En la reunión ministerial del G20 no se habló, no obstante, de los detalles de una eventual recapitalización de algunas entidades financieras europeas, ya que es una cuestión que Salgado cree que tendrá que ser concretada por los países del euro en el Consejo Europeo del 23 de octubre.

En este sentido, aseguraba que aún no existe ninguna propuesta de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) del ratio de capital de máxima calidad que se podría exigir a las entidades financieras europeas en unas nuevas pruebas de solvencia.

Por esta razón, rehusó pronunciarse sobre las informaciones que señalan que ese ratio será el 9%, frente al 5% de las pruebas de solvencia de julio, aunque recordó que la banca española está sujeta por ley a una exigencia de capital de máxima calidad de entre el 8 y el 10 %, dependiendo del origen de los recursos.