Goldman aplica una solvencia del 10% y computa la deuda soberana a precios de mercado

La banca española necesitará 77.800 millones en el peor escenario de recapitalización

Abróchense los cinturones. La recapitalización del sector bancario que se ha vivido hasta ahora en España se quedará en nada si se cumplen las peores previsiones de Goldman Sachs. Solo Santander necesitaría 14.500 millones. Esto no ha hecho más que empezar.

La banca podría ampliar sus necesidades de capital
La banca podría ampliar sus necesidades de capital

Casi once veces más de lo que se pretendía conseguir con la frustrada colocación en Bolsa de Loterías, el cuádruple de lo que el Estado ha inyectado en las cajas que han caído y 25 veces más de lo que logró Bankia en su atribulada salida al parqué. Y, según las informaciones no confirmadas que circulaban ayer por Bruselas, con solo tres o seis meses para conseguirlo.

Las cifras asustan, pero es que se trata del peor escenario que maneja Goldman Sachs. Eso sí, es un horizonte real, que podría entrar en juego y no porque suceda una hecatombe, otro momento Lehman, sino porque la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) así lo decida.

Realmente, basta con cambiar un número. Que donde decía 5% de core tier 1 en los test de estrés del pasado mes de julio diga ahora 10%, y ése sea el mínimo de capital de máxima calidad que se exija ahora a la banca. Si a eso se suma una valoración a precios de mercado de la cartera de deuda soberana de las entidades financieras, el resultado son unas necesidades adicionales de capital de 77.800 millones de euros para la banca española, según los cálculos realizados por Goldman en su último informe sobre el sector.

Con estos parámetros, solo Banca March aprobaría el examen. Las otras 24 entidades nacionales que acudieron a los últimos test cosecharían un rotundo suspenso. Santander, por ejemplo, necesitaría 14.500 millones de euros, mientras que BBVA requeriría 7.300 millones adicionales. Popular tendría que salir a buscar 5.400 millones, a los que se sumarían otros 1.500 millones de Pastor. A Banca Cívica le faltan 2.500 millones..., y la lista sigue. Bankia debería encontrar 12.500 millones y La Caixa, otros 10.100 millones. Para Caja Vital Kutxa, la situación sería mejor: le bastan 100 millones.

De todas formas, estas cifras son muy sensibles a cualquier cambio en los parámetros. Si la exigencia de capital se rebaja al 9%, España necesitaría 58.000 millones adicionales; si se queda en el 8%, baja a 38.300 millones, y si la EBA se limita a subirlo del 5% al 7%, los requerimientos se reducirían a 26.500 millones, siempre según los cálculos de Goldman. También mucho depende de cuál sea la definición de la EBA de capital de máxima solvencia y de si, esta vez, cambia de criterio y computa instrumentos como las obligaciones convertibles venzan cuando venzan y las provisiones genéricas.

Con casi todos los escenarios, la banca española no es la que más fondos necesita: Grecia está por encima. Pero si la EBA pide un 10%, la banca nacional sería la peor parada, por delante de los 64.600 millones de euros helenos, o los más de 60.000 millones de Francia y Reino Unido.

En su informe, Goldman se suma a la lista de casas de análisis e instituciones que han calculado cuánto costaría la recapitalización de toda la banca europea con las nuevas exigencias. Para este banco de inversión, serían 139.500 millones para el 7% de capital, 204.000 millones para el 8%, 297.800 millones para el 9% y 408.400 millones para el 10%. Todos estos escenarios, con la deuda soberana a precios de mercado. Hasta ahora, Reuters había calculado 100.000 millones en caso de una exigencia de capital de máxima calidad del 7%, pero Morgan Stanley elevaba esta cifra a 275.000 millones al aumentar la solvencia al 9%. Crédit Suisse hablaba de 220.000 millones para ese mismo 9%, mientras que Barclays subía los cálculos hasta 340.000 millones al aplicar una quita del 50% para la deuda de España, Grecia, Italia, Irlanda y Portugal.