Si optan por cobrar en valores el dividendo de noviembre

Los accionistas del Santander podrán obtener un título nuevo por 49 antiguos

Los actuales accionistas de la entidad presidida por Emilio Botín recibirán gratis por cada título un derecho, que cotizará desde el próximo 17 hasta el 31 de octubre. En función de los títulos demandados, el Santander podría aumentar su capital hasta 1.083 millones de euros.

Los accionistas del Banco Santander tendrán derecho a recibir una acción nueva de la entidad por cada 49 antiguas si optan por cobrar en valores, en vez de en efectivo, el pago de dividendo que la entidad abona a principios de noviembre.

Según la información remitida hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por el grupo que preside Emilio Botín, los actuales accionistas recibirán gratis por cada título un derecho, que cotizará desde el próximo 17 hasta el 31 de octubre.

En ese periodo, los accionistas podrán conservar o vender sus derechos para recibir a principios de noviembre una acción nueva en concepto de dividendo.

En caso de venta, los accionistas pueden intercambiar sus derechos durante el periodo de negociación o al final de ese plazo venderlos al Banco Santander a un precio bruto fijo de 0,126 euros.

De esta forma, incluso un mismo accionista puede optar por cobrar una parte de su dividendo en efectivo y otra en nuevos títulos, porque ambas fórmulas son compatibles.

En cualquier caso, los accionistas tendrán de plazo hasta el 26 de octubre para pedir la retribución en efectivo, por la que tributarán a Hacienda, mediante la venta al banco de los derechos de la ampliación a 0,126 euros.

Cinco días más tarde, el 31 de octubre, terminará el periodo de negociación de los derechos y la compra por parte de la entidad de todos aquellos que correspondían a los accionistas que prefirieron el cobro en efectivo.

En este último caso, cobrarán el dividendo en metálico el 3 de noviembre, mientras que los que hayan solicitado tener nuevas acciones, las tendrán a partir del 9 de noviembre.

Es el tercer año en que el primer banco español propone a sus accionistas la posibilidad de cobrar en acciones uno de los dividendos, con las ventajas fiscales respecto al cobro en efectivo.

En función de los títulos que demanden los accionistas, el Santander podría aumentar su capital en hasta 1.083 millones de euros, ya que prevé emitir como máximo 172,27 millones de acciones al precio de 6,29 euros.