Reconoce que se estudia elevar la ratio de solvencia al 9%

La UE estudia dar entre tres y seis meses a la banca para recapitalizarse

La Unión Europea estudia dar a los bancos europeos un plazo de entre tres y seis meses para aumentar su su capital de máxima calidad hasta el 9%, según los porcentajes que se barajan, indicaron hoy fuentes europeas.

Las fuentes no quisieron especular hoy sobre el Core Tier 1 (capital de máxima calidad) que se pedirá finalmente a la banca, porque aún no está decidido, pero reconocieron que el 9% "es una de las cifras sobre las que se trabaja" en el seno de la UE y la Autoridad Bancaria Europea (EBA).

El plan de la Comisión Europea supone adelantar los requisitos de capital del acuerdo internacional sobre solvencia bancaria Basilea III, que fija una ratio del 4,5% y un colchón adicional del 2,5%, elevando el requisito de capital de máxima calidad al 7%.

Las normas se introducirían por fases a partir de 2013 y alcanzarían su aplicación plena en enero de 2019.

Según el Financial Times, un Core Tier 1 del 9% bajo la definición de la EBA equivale aproximadamente al 7% de Basilea III.

La EBA ha enviado a los Gobiernos una solicitud para que los bancos hagan una valoración "prudencial" de toda la exposición a la deuda soberana, ya sea en sus carteras de negociación o de inversión, y que esta se "acerque" al valor del mercado.

Las fuentes dijeron hoy que la valoración no se limitará únicamente a la deuda soberana de Grecia, ni tampoco se hace para preparar una suspensión de pagos total o parcial del país heleno.

No quisieron hablar del montante que será necesario para recapitalizar la banca, pero se mostraron optimistas al afirmar que esperan que las cifras sean "razonables".

Sobre la base de este análisis, la EBA, en colaboración con el Banco Central Europeo y la Comisión Europea, tendrá en los próximos días un dibujo completo de la situación de la banca y podrá definir los criterios para elevar "temporal pero significativamente" el requisito de capital y la lista de los bancos afectados.

Entonces presentará el resultado de este ejercicio a los jefes de Estado y de Gobierno para que puedan tomar una decisión en la cumbre del 23 de octubre.

Se prevé que los líderes "inviten, recomienden o instruyan" a las autoridades bancarias nacionales a llevar a cabo el plan de recapitalización en los bancos afectados.

El análisis de la EBA cubrirá los bancos sistémicos, que podrían ser aquellos que han participado en las pruebas de resistencia de julio pasado menos los bancos más pequeños que no tiene negocios internacionales, como las cajas de ahorro españolas.

En esas pruebas, a las que se sometieron 90 entidades europeas de las que ocho suspendieron -cinco españolas, dos griegas y una austríaca- la ratio de capital exigido fue del 5%.

La EBA les dio hasta el 15 de octubre para presentar sus planes para la recapitalización y hasta el 31 de diciembre para ejecutarlos.

A los 16 bancos cuyo Core Tier 1 se situó entre el 5% y el 6% y por tanto aprobaron el test por poco, se les invitó a indicar hasta abril de 2012 qué pretenden hacer para mejorar su situación.

Las fuentes europeas indicaron que, teniendo en cuenta que la última vez se les dio a los bancos entre seis y nueve meses, en esta ocasión la recapitalización se hará antes y más rápidamente.

Las fuentes europeas reconocen que las circunstancias no son las más ideales para que la banca acuda al mercado para financiarse, pero también apuntan que en los primeros cuatro meses del año han logrado reunir 50.000 millones de euros.

"Uno puede esperar que esta tendencia haya continuado después", afirman, y además apuntaron al hecho de que la banca ya ha ido recapitalizándose en los últimos meses.

El plan de la Comisión Europea prevé que la banca recurra primero a recursos privados de capital para recapitalizarse, incluido a través de la reestructuración y conversión de deuda en capital.

Solo si no fuera posible financiarse en los mercados, entonces podrían acudir a la ayuda estatal. La Comisión pretende ampliar más allá de 2011 las normas sobre ayudas estatales a la banca.

Sólo en última instancia podrían recurrir al Fondo Europeo de Estabilidad Financiera.

El plan presentado ayer propone además que hasta que no hayan llevado a cabo la recapitalización, las autoridades nacionales deberían prohibir a los bancos repartir dividendos o dar bonificaciones.