Vodafone se lo piensa

Movistar y Orange compensarán a los usuarios de Blackberry

Movistar fue la primera en dar el paso al frente. Lo hizo ayer a través de Twitter y hoy le ha seguido Orange con algún matiz. Las dos compensarán a los usuarios de Blackberry. Vodafone, mientras, se lo piensa.

RIM, la dueña de las tristemente famosas Blackberry, tiene varios frentes abiertos. Los fallos en su servicio y millones de clientes que se han quedado tirados en varios continentes son su principal preocupación, pero las operadoras de telefonía móvil que usan esos clientes para acceder a la red también están concentrando su ira en la compañía canadiense.

Al fin y al cabo, RIM es dueña de los terminales, pero con quien tienen contacto los clientes y a quien pagan religiosamente la factura a fin de mes es a las operadoras. Y en lo que corresponde a octubre, lo harán por unos servicios con los que no están nada contentos.

Por eso, Movistar dio ayer un paso al frente y avisó por Twitter a los usuarios españoles de que serán compensados por las horas perdidas de servicio sin necesidad de que tengan que reclamar. Hoy ha sido Orange la que se ha sumado, aunque con un comentario bastante más genérico: "Nuestra política es compensar a nuestros clientes", dice un tweet de la compañía. "Una vez que se cierre la incidencia decidiremos el importe y manera de compensaros".

Entre las grandes españolas, queda Vodafone por hablar. Por el momento, lo hace desde su sede central en Londres, donde ha asegurado a Bloomberg que está revisando sus opciones para compensar a los clientes.

En todo caso, Facua ya ha puesto en guardia a los abonados para que no esperen demasiado. Con la ley española en la mano, las indemnizaciones oscilarían entre 23 céntimos y 1,90 euros por cada 24 horas de interrupción de servicio, según ha explicado la asociación de defensa de los usuarios en un comunicado.

Pero con este movimiento al menos las operadoras (o dos de ellas) evitan que el malestar de los clientes se enfoque hacia las dueñas de la red, mientras negocian con RIM las indemnizaciones que les corresponderá cobrar a la canadiense.