Ryanair y Air Nostrum, entre las más beneficiadas

La CNC dice que las autonomías han subvencionado rutas inviables

Competencia señala que en el periodo 2007-2011 se han concedido 250 millones de fondos públicos, procedentes sobre todo de las autonomías, para mantener rutas, aerolíneas o aeropuertos no rentables. Air Nostrum y Ryanair han sido las más beneficiadas.

Ineficiencia. Eso es lo que ha comprobado la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) en las ayudas públicas que se han concedido a las líneas aéreas, rutas y aeropuertos por parte, fundamentalmente, de las comunidades autónomas, en el periodo 2007-2011.

En su tercer informe anual sobre ayudas públicas concedidas en España, dado a conocer ayer, el organismo ha centrado su atención en las medidas para promocionar distintos destinos turísticos, instrumentadas entre las Administraciones públicas y las compañías aéreas. El resultado del análisis arroja que, en ese periodo de tiempo analizado, se han concedido 250 millones de euros. Las principales receptoras de los fondos han sido Air Nostrum y las aerolíneas de bajo coste, principalmente Ryanair.

Según Competencia, Air Nostrum ha recibido 3 euros por pasajero de media, mientras que Ryanair ha obtenido 0,6 euros por cliente. El resto de aerolíneas presentan un ratio inferior a 0,4 euros. A estas compañías le siguen Lagunair y Vueling, mientras que Islas Airways, Transavia y Jet2 "solo han recibido fondos esporádicamente", a pesar de que han operado todo los años.

Los fondos recibidos por otras aerolíneas han sido inferiores a 5 millones de euros (es el caso de Air Berlin, Air Europa, Spanair, Wizz Air o Easyjet).

La CNC destaca los casos de Plaza, Lagunair o Andalus, que han recibido fondos cuando nunca llegaron a operar, como Plaza, o bien dejaron de hacerlo en el transcurso del periodo para el cual fueron adjudicatarias, como Lagunair y Andalus.

Para Competencia, no existe una correlación positiva entre el volumen de fondos recibidos y la afluencia de viajeros, ni a nivel nacional, ni a nivel autonómico, pero sí entre los fondos recibidos por numerosas aerolíneas de bajo coste y su número de viajeros. A su juicio, "estos fondos están contribuyendo a acentuar el proceso de desviación de la demanda desde las compañías tradicionales hacia este tipo de aerolíneas".

En cuanto a los aeropuertos, el organismo que preside Luis Berenguer, ha detectado que muchos de los que se han visto más beneficiados, a través de los fondos recibidos por las aerolíneas que operan en ellos, "han registrado una disminución de su tráfico de pasajeros muy superior a la de la media nacional, a pesar del elevado volumen de dichos fondos".

Perfil de aeropuertos

Los tipos de aeropuertos más beneficiados son los de 1,5 millones anuales de pasajeros, como Burgos (226,62 euros por pasajero), Albacete (98,36 euros) o Salamanca (82,24). "Barajas y El Prat apenas participan de este tipo de instrumentos", dice. Así, se han subvencionado aeropuertos con una demanda escasa y que no son económicamente rentables, en perjuicio de otros que sí lo son.

La CNC añade que, generalmente, "no ha existido una correcta adecuación a los principios de publicidad y concurrencia". En este sentido, ha detectado que ni una sola de las ayudas públicas se ha notificado a la Comisión Europea, como corresponde legalmente cuando se supera una cuantía determinada.

Petición de no discriminación en las ayudas

Competencia realiza una serie de recomendaciones a la hora de efectuar las ayudas públicas por parte de las Administraciones. En concreto, indica que debería producirse una estricta sujeción a los principios de publicidad, concurrencia y no discriminación entre posibles interesados. La intención es que "todas las aerolíneas potencialmente interesadas puedan manifestar su intención de participar en el proyecto y de desarrollar las actuaciones necesarias para, en su caso, poder conseguir tal fin".

Asimismo, sobre el contenido de los acuerdos, habla de que no se deben incluir prestaciones que se desvinculen del estricto objeto de la promoción publicitaria, si se utiliza la vía del expediente de contratación. "El precio pagado por los entes públicos debe responder única y exclusivamente a dicho objetivo, debiendo estar sometido en lo que se refiere a su presupuesto a precios de mercado".

En el caso de que se siga la vía del convenio de colaboración, exige que ambas partes realicen una aportación económica equitativa, "limitándose la posibilidad de que la totalidad de la aportación de las aerolíneas se realice a través de medios propios (página web, revista de abordo, venta de billetes de avión para eventos promocionales…)".

Competencia recomienda la fijación previa de los hitos o elementos cuantificables que, con carácter previo, se consideran determinantes para una gestión eficiente de la campaña.

Por otro lado, señala que el volumen de ayudas de Estado concedidas en España en el año 2009 ascendió a 13.183 millones de euros, lo que representó el 1,25% del PIB nacional.

De estas ayudas, 12.407 millones correspondieron a industria y servicios (94% del total), 659,2 millones a agricultura-pesca (5%) y 116,6 millones a transportes (1%).

Las cifras

3 euros de media por pasajero recibió la compañía aérea Air Nostrum entre 2007 y 2010.

0,6 euros por cliente obtuvo Ryanair en ese periodo, también como media.

0,4 euros es el ratio, como máximo, que han recibido el resto de aerolíneas (Air Berlin, Air Europa, Spanair, Wizz Air o Easyjet).