Queda en el 1,7% para este año

Francia recorta en cuatro décimas su previsión de crecimiento

El crecimiento económico en Francia será en 2011 del 1,7 % del Producto Interior Bruto, cuatro décimas menos del 2,1 % anteriormente previsto, según comunicó hoy el Instituto Nacional de Estadísticas (Insee).

El crecimiento del PIB durante el último trimestre de este año será nulo (0,0 %), anunció el Insee, que estableció que en el tercer trimestre la economía progresó solo el 0,3 %.

El Insee, en sus informes precedentes, estimaba que el crecimiento económico de los dos últimos trimestres del año alcanzara el 0,5 % del PIB.

No obstante, la previsión hecha pública hoy para el conjunto de 2011 está cercana al 1,75 % de incremento del PIB estimado por el Gobierno hace unos días al presentar su Presupuesto para 2012.

"La dinámica de inversión y empleo, que ha empujado de manera constante la recuperación desde mediados de 2009, probablemente se debilite de manera considerable en la segunda mitad de 2011", reconoció en su informe de coyuntura de octubre el instituto oficial galo al explicar sus nuevas previsiones.

La inversión resultará afectada por la fluctuante evolución de las exportaciones "sobre el transfondo de una creciente incertidumbre", agregó el Insee, que prevé un incremento del índice de paro en los próximos meses.

"El único apoyo a la actividad es el consumo de los hogares, que debería recuperarse en el tercer trimestre, después de la breve caída del segundo trimestre", se añade en la nota de coyuntura, donde se afirma que el ahorro de los hogares galos "se mantendrá probablemente en un elevado nivel".

El Insee constata que, desde el pasado junio, el clima de negocios "ha empeorado significativamente en Francia en los sectores de la industria, el comercio y los servicios, y todos los indicadores disponibles en septiembre indican un cambio en la situación económica".