Expectación de cara a la rueda de prensa

Trichet deja los tipos en el 1,5% pese a las presiones

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, se ha mantenido firme pese a las presiones del mercado y ha mantenido los tipos de interés en el 1,5%. Esta decisión, esperada por los analistas, deja en manos de su sustituto, Mario Draghi, el ansiado recorte de tipos para reactivar la economía.

Jean Claude Trichet, en rueda de prensa en Francfort.
Jean Claude Trichet, en rueda de prensa en Francfort.

Estaba cantado. Jean-Claude Trichet, que presidió hoy su último consejo de gobierno del BCE, ha decidido mantener los tipos de interés de la eurozona en el 1,5%. El banquero francés ha sido fiel hasta el final a su principal cometido, el de mantener la estabilidad de precios, pese a las crecientes presiones por parte de economistas e instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI) para que recortara el precio oficial del dinero y diera algo de aliento a una economía que agoniza de nuevo.

El BCE ha dejado inalterada también la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero durante un día, en el 2,25%, y la de la facilidad de depósito, a la que remunera el dinero, en el 0,75%.

El mercado permanecerá atento a las palabras de Trichet en la rueda de prensa que ofrecerá a partir de las 14.30 horas. La expectación es alta no solo por su despedida, sino también por saber si tomará medidas dirigidas a rebajar las tensiones e incertidumbres por la situación que atraviesan algunas entidades financieras y el problema griego. Se espera que anuncie subastas de liquidez a largo plazo, 12 meses, e incluso retome la compra de titulizaciones hipotecarias.

Trichet, que el próximo 31 de octubre abandona la presidencia del BCE, pasa el testigo a su sustituto, el italiano Mario Draghi, en un momento delicado para Europa y después de haber subido los tipos dos veces este año, tras una racha de 32 meses con las tasas rectoras congeladas en el mínimo histórico del 1%.

Los expertos creen que la llegada de Draghi supondrá una relajación de la política monetaria, cada vez más reclamada ante las malas perspectivas económicas. Se espera que los tipos bajen antes de finales de año incluso en 50 puntos básicos.

Asimismo el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés en el 0,5% pero ha aumentado en 75.000 millones de libras (86.000 millones de euros) su programa de emisión de dinero para reactivar la economía y evitar la recesión, hasta un total de 275.000 millones de libras (315.000 millones de euros).