Cumbre multilateral en Roma

Italia pide a Latinoamérica ayuda contra la crisis

El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Franco Frattini, pidió hoy a los gobiernos de Latinoamérica que lleven a cabo un protagonismo "aún más decidido" en un futuro inmediato para afrontar el actual contexto de crisis económica y financiera en Occidente.

Durante el discurso inaugural de la V Conferencia Italia-América Latina y Caribe que se celebra hoy y mañana en Roma, Frattini apostó además por dar un nuevo impulso a la cooperación política, económica y comercial en el eje que forman la Unión Europea (UE) y Latinoamérica.

"Pedimos a Latinoamérica un protagonismo aún más decidido en el futuro inmediato. La crisis económico-financiera nos afecta a todos y necesita acciones coordinadas. No basta con el contexto regional. Incluso Europa es demasiado pequeña para hacerlo sola y sería incluso demasiado pequeña Latinoamérica haciéndolo sola", comentó el ministro italiano.

"Italia tiene una dramática necesidad de crecimiento económico. Está claro que al compromiso de todos y al de nuestros amigos latinoamericanos debe añadirse también un espacio adecuado para ellos. Hay un espacio importante que se está abriendo y pienso, por ejemplo, en el G20 (países desarrollados y emergentes), pero, incluso, el G20 es demasiado pequeño", agregó.

En este sentido, Frattini apostó por un espacio de debate intergubernamental aún más amplio, donde participen "países que pueden contribuir a jugar un papel en la estabilidad", y para ello abogó por un "amplio sistema de reforma del sistema de Naciones Unidas, más democrático, abierto a la presencia de países más y menos grandes".

El ministro de Exteriores italiano destacó además el carácter multilateral de las relaciones que vinculan a Italia con Latinoamérica, una línea que pretende seguir desarrollando y fomentando junto con la UE. "Ciertamente hoy Latinoamérica tiene un papel en la gobernanza mundial que ya tenía cuando empezamos en 2003 estas conferencias, pero que ha visto en estos año cambiar el mundo", afirmó el jefe de la diplomacia italiana.

"La gestión de la economía ha permitido (a Latinoamérica) afrontar la crisis en un contexto de gran expansión en la más amplia mayoría de los países. La integración regional no se ha detenido y esto es un paso positivo. Aunque tengo que decir que la UE debe pasar a una aceleración en las negociaciones con Latinoamérica para darles un nuevo impulso", agregó.

Frattini indicó que su Gobierno, presidido por Silvio Berlusconi, está convencido de que "Latinoamérica es parte de la solución y no parte del problema ante los grandes desafíos globales" y que ya no es una zona de "fragilidad".