_
_
_
_
El consejo valoró tres posibilidades distintas

Iberia estudia colgar de IAG el 100% de su 'low cost' para Europa

El consejo de Iberia estudió ayer tres alternativas para la creación de su nueva low cost de corto y medio radio. Una prevé que el 100% de su capital sea de IAG. Las otras dos contemplan la propiedad directa de Iberia y una fórmula de franquicia. Mañana, el consejo del holding intentará perfilar la decisión final.

El consejo de administración de Iberia celebró ayer una importante reunión en su sede de Madrid de la que no trascendió información oficial en referencia al tema estrella del encuentro: la creación de la low cost para reestructurar y abaratar la operación de corto y medio radio de la compañía.

Encima de la mesa del consejo estuvieron distintos informes jurídicos y, al menos, tres alternativas para abordar el proyecto, según afirmaron fuentes conocedoras del mismo. Todas las propuestas contemplan que la nueva compañía se monte al margen de la actual estructura y medios de producción y humanos de Iberia.

La alternativa más debatida propone que el 100% del capital de la low cost, cuyo nombre provisional es Iberia Express, pertenezca a IAG, el holding formado tras la fusión con British Airways. Otras dos propuestas contemplan que sea propiedad de Iberia y que se ampare en una fórmula de franquicia.

El consejo de IAG, que se celebra mañana en Londres, conocerá el resultado de las deliberaciones de la reunión de Madrid, aunque no es seguro que adopte un decisión definitiva. Incluso podría desestimar todas las propuestas, como ha ocurrido en ocasiones anteriores.

En cualquiera de las alternativas que estudió el consejo de Iberia, Iberia Express tendría una flota de 35 aviones en el plazo de cinco años.

Tan importante como el análisis de la viabilidad operativa de las alternativas, en este caso, resultan los estudios sobre su viabilidad jurídica. El principal escollo para la externalización de los vuelos de corto y medio radio de Iberia se encuentra en los artículos sobre "protección de puestos de trabajo" del convenio colectivo de los pilotos.

Las fuentes citadas indican que en la dirección de Iberia, e incluso en el holding, se ven inconvenientes para que la low cost se constituya con capital 100% IAG. Señalan, sin embargo, que cuanto más "alejada" esté la estructura de la nueva compañía de la de Iberia, menos problemas legales planteará su constitución y también tendrá menos probabilidades de "contaminarse en sus costes".

La dirección de IAG está persuadida de que, si constituye la nueva aerolínea fuera de la estructura de Iberia, la contestación de sus pilotos será tan dura en los tribunales como en el terreno operativo, a través de una huelga legal.

En el anexo 10 del convenio de los pilotos existe un extenso apartado dedicado a "proteger los puestos de trabajo" de las tripulaciones de Iberia en una larga lista de posibles situaciones derivadas de la fusión con British Airways. Sin embargo, no se menciona explícitamente una prohibición para la operación de una empresa creada por IAG.

Plan de contingencia

El consejero delegado de Iberia, Rafael Sánchez Lozano, ha preparado de manera concienzuda el que es el tercer intento en dos años de sacar adelante Express. Ha encargado en instancias técnicas y jurídicas una decena de informes que analizan las contingencias que puedan derivarse de la puesta en marcha de la nueva compañía.

El consejero delgado de IAG, Willie Walsh, se ha mostrado preocupado por las consecuencias en la imagen de Iberia que sin duda tendrá la dura conflictividad que provocará la creación de Iberia Express. Sánchez Lozano ha presentado a Walsh un plan de contingencia con tres puntos. Primero, que las huelgas aéreas en España se neutralizan con servicios mínimos del 90%. Segundo, que la opinión pública y los medios de comunicación rechazan a quienes provocan el caos aéreo, sobre todo después del plante de los controladores. Tercero, que no existe riesgo de descapitalización humana, porque "de Iberia no quiere irse nadie".

Excedentes

La externalización del corto y medio radio de Iberia crearía excedentes en la matriz estimados en 250 profesionales, en el caso de los pilotos. La dirección estima que, al contemplarse un plazo de cinco años para el funcionamiento de Express al 100%, las jubilaciones eliminarían el excedente.

Los sindicatos, en alerta por la decisión

Los representantes de los principales colectivos laborales de Iberia permanecieron ayer a la expectativa de las informaciones que pudieran llegar tras la celebración del consejo de administración de la compañía.Justo Peral, jefe del Sepla, afirmó que "si a pesar de la oferta que hemos hecho a los pilotos para operar el corto y medio radio, con una reducción de los costes del 50%, la dirección comete la deslealtad de desmembrar Iberia y externalizar la producción, IAG debe saber que, con el fin de evitarlo, actuaremos con todos los medios a nuestro alcance como no ha ocurrido jamás en esta compañía".Antonio Escobar, presidente del sindicato de TCP Sitcpla, hizo un nuevo llamamiento a la dirección de Iberia "para que llegue a un acuerdo con los pilotos del Sepla y pueda echar a andar la low cost en los términos que se pactó el año pasado con los TCP y los trabajadores de tierra. Es lo mejor para todos", afirmó.Un dirigente de UGT, el sindicato mayoritario entre los trabajadores de tierra de la compañía, reiteró el llamamiento al entendimiento entre los pilotos y la dirección. A la vez, recordó que la plantilla de aeropuertos de Iberia tiene reconocido en convenio que seguirán prestando hasta diciembre de 2012 los servicios de handling, aunque Iberia Express se constituya fuera de la estructura de la aerolínea.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_