Los rumores sobre una posible liquidación recortan la acción un 10%

Las alarmas se disparan en Dexia

El consejo de administración de Dexia se ha reunido esta tarde de urgencia para estudiar posibles alternativas a su futuro.

Según publicaba el diario británico Financial Times, que cita a personas conocedoras de la situación, no se descartaba la liquidación de la entidad franco-belga.

Unas horas antes, la agencia de calificación de riesgo Moody's ha amenazado con revisar a la baja la nota de Dexia por su elevada exposición a la deuda soberana europea. Estos rumores, junto con el anuncio de Moody's, han provocado una caída de su cotización del 10,16%.

Dexia, que fue uno de los primeros bancos que recibió ayudas públicas en 2008, tiene una fuerte exposición a la deuda griega e italiana. Según el rotativo británico, el banco tiene una cartera de deuda soberana de casi 21.000 millones de euros.

Dexia, con problemas para obtener financiación a corto plazo, es además uno de los mayores prestamistas de los ayuntamientos franceses. Por ello, según las fuentes que cita Financial Times, tanto Bélgica como Francia estarían dispuestas a participar en el rescate de la entidad.

Entre las opciones que estudia el consejo de administración figuran la posibilidad de una fusión con otra entidad gala o incluso la venta de su participación en el banco turco Denizbank.

Se trataría de una situación similar a la vivida por el franco-belga Fortis, entidad que poco después de caer el gigante estadounidense Lehman Brothers fue troceada y vendida por partes.