Nueva Rumasa

El juez dicta el embargo de 618 millones a la familia Ruiz-Mateos

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granada acordó el viernes embargar cautelarmente bienes del patriarca de la familia Ruiz-Mateos y dos de sus hijos (Álvaro y Javier Ruiz-Mateos) por importe de 618,26 millones de euros porque hay "visos reales" de que sean considerados culpables del agujero patrimonial del fabricante de postres Dhul. El juez reclama el derecho de cobro que la familia tiene por la venta de Nueva Rumasa a Back in Business.

La decisión provocó que el consejero delegado de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, asegurara que no han "recibido dinero" por la venta de las empresas y que para ello darán a los jueces las escrituras de venta a Back in Business, quien asegura que asume un "pasivo real de 1.500 millones ".

Por su parte, el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CC OO, Jesús Villar, calificó de insuficiente el embargo y reclamó que se adopten medidas penales ante la magnitud del daño ocasionado a la sociedad española.

Villar afirmó que "resulta inaceptable que, habiéndose conocido este tipo de prácticas en la primera expropiación y el monstruo de sociedades que ha ido creando a lo largo de muchos años, no se haya impedido la fuga de capitales y marcas a supuestos paraísos fiscales".