El Ibex recoge beneficios tras tres días de escalada y cede los 8.500 puntos

Las Bolsas europeas se toman un descanso

Jornada de descanso tras tres sesiones alcistas. El Ibex ha cedido un 0,61% y pierde un 8.500 puntos a la espera de que se conozcan más datos sobre la reforma del fondo europeo de rescate y la situación económica de Grecia.

La jornada bursátil amanecía con cuerpo de recogida de beneficios y pese a los intentos por cambiar el signo el Ibex ha cedido un 0,61% y ha vuelto a perder los 8.500 puntos. Después de tres días en los que el selectivo español logró anotarse más de un 9% el mercado ha optado por la cautela y ha entonado un quiero pero no puedo. El Ibex logró esquivar en varios momentos las pérdidas y llegó a subir un 1% a media sesión, ganancias que se esfumaron tras la apertura de Wall Street a la espera de que se apruebe definitivamente la reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF, en sus siglas en inglés).

Pese a las palabras de Durao Barroso solicitando un sentimiento europeísta y reclamando un apoyo incondicional a las medidas que se adopten en la crisis griega, las principales plazas europeas han optado por la recogida de beneficios tras conocer que el impuesto a las transacciones financieras que propone el presidente de la Comisión Europea permitirá recaudar unos 55.000 millones de euros al año. El Dax alemán cedió un 0,85%, el Cac francés un 0,92% y el Ftse inglés un 1,47%. No ha servido que Finlandia, uno de los países más contrarios al fondo de rescate europeo ratificara finalmente su ampliación a la espera de que el jueves se vote en el parlamento alemán.

Tras la reunión del martes del primer ministro griego con la canciller alemana, Angela Merkel, en la que Papandreu prometió cumplir el plan de ajuste, los representantes de la troika (Unión Europea, Banco Central Europeo y FMI) regresarán mañana jueves a Atenas para analizar, una vez, más las cuentas helenas y decidir si liberan el último tramo del primer rescate al país mediterráneo.

IBEX 35 8.161,80 -0,17%

Más tranquilo se mostró el mercado de deuda. La prima de riesgo de la deuda española, es decir, el sobrecoste que debe pagar España frente a Alemania para financiarse en el mercado, se redujo hasta los 307 puntos básicos y continúa alejándose de los 363 puntos básicos que tocó el pasado jueves. El euro por su parte ha recuperado posiciones frente al dólar y cotiza a 1,3633 'billetes verdes'.

En el mercado madrileño, el valor peor parado del selectivo fue Arcelor, que restó un 3,21%, seguido por Técnicas Reunidas, que perdió un 2,58%. Los grandes valores también se sumaron a las caídas. Santander y BBVA restaron un 1,47% y 1,27%, respectivamente, y Telefónica cedió un 0,25% un día después de que Fitch le rebajara su rating un escalón a BBB+ con perspectiva estable por su elevado endeudamiento. Inditex, por su parte, sumó un 1,62% después de que JP Morgan elevara su precio objetivo.

Pocas alegrías ha dado al cierre a las inmobiliarias la posibilidad de que el PP recupere la desgravación por compra de vivienda si llega al Gobierno y el color rojo ha sido el protagonista del sector. Reyal Urbis cedió un 6,58%, Colonial un 5,59%, Realia un 3,51% e Inypsa un 3,41%.