Cierre de sesión

Recogida de beneficios en Wall Street

Acaba la buena racha en la Bolsa de Nueva York, donde caen los tres selectivos de referencia. Los operadores optan así por hacer caja después de las tres jornadas de subidas precedentes.

El Dow Jones pierde un 1,61% (11.010 puntos); el S&P 500 recorta un 2,07% (1.151 enteros); y el Nasdaq cede el 2,17% (2.491 puntos).

Aunque la crisis griega persiste en el foco de atención, hoy la agitación en Europa era algo menor después de que Finlandia haya ratificado la ampliación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) y el incremento de las garantías que deberá aportar el país a este mecanismo de rescate, tal y como acordó el Eurogrupo el pasado 21 de julio. Con el visto bueno del parlamento finés, cada vez queda menos trecho para la aprobación definitiva del fondo.

Así las cosas, el parqué neoyorquino atendía a las referencias domésticas. En la agenda macro del miércoles, fueron publicados los pedidos de bienes duraderos, que cayeron en agosto un 0,1%, desde el incremento del 4,1% del mes anterior. Con todo, el resultado está en línea con las previsiones de los analistas, que habían pronosticado un descenso del 0,2%.

DOW JONES 26.743,50 0,32%

Asimismo, se han conocido las solicitudes semanales de hipotecas. Estas operaciones aumentaron un 9,3% en la semana que acabó el 23 de septiembre. El dato anterior ha sido revisado desde una subida del 0,6% hasta un alza del 10%.

En el apartado empresarial, Amazon ha acaparado todo el protagonismo. Las acciones de la plataforma de comercio electrónico gana un 2,36%, en el día en que empieza a comercializar su nuevo tablet, Kindle Fire. El dispositivo ha sido lanzado a un precio muy competitivo, con el objetivo de plantar batalla al iPad, de Apple.

Por su parte, la compañía de la manzana prepara ya la presentación en sociedad de su nuevo iPhone 5, prevista para el próximo martes. Los títulos del gigante tecnológico ceden un 0,59%.

En el capítulo de las materias primas, el petróleo West Texas se ha depreciado este miércoles casi un 4% (un 3,83%), para cerrar a un precio de 81,21 dólares el barril, después de que las reservas de crudo en Estados Unidos hayan aumentado más de lo previsto durante la semana pasada.