Datos de la CNMV

¿De dónde viene el dinero de los depósitos?

Los depósitos bancarios ganan adeptos. El director general de entidades de la CNMV, José María Marcos, ha estimado que las entidades financieras han captado en depósitos alrededor de 136.000 millones en los últimos tres años, casi el mismo importe (132.000 millones) que ha salido de los fondos de inversión colectiva desde 2007.

Que los depositos bancarios vuelven a estar de moda no es ninguna novedad. Y es que últimamente muchos bancos lanzan sus ofensivas y ofrecen altas rentabilidades para captar la preciada liquidez. Para muestra un botón. El director general de entidades de la CNMV, José María Marcos, ha estimado que las entidades financieras han captado en depósitos alrededor de 136.000 millones en los últimos tres años, casi el mismo importe (132.000 millones) que ha salido de los fondos de inversión colectiva desde 2007.

Marcos, que clausuró el III Encuentro Nacional de la Inversión Colectiva, aseguró que se trata de una coincidencia "sorprendente", al tiempo que subrayó que desde el inicio de la crisis unos 1,8 millones de inversores han decidido dejar los productos de inversión colectiva.

"Esto da idea de la pérdida de confianza en el producto fondo de inversión", expresó el dirigente del supervisor bursátil, para después indicar que los fondos "conservadores" son los que mayor cuota de mercado han ganado ante las dificultades económicas, al pasar del 62% al 75% de la cuota total de mercado.

En un repaso de la situación actual del sector, Marcos argumentó la "pérdida" de confianza en los fondos de inversión colectiva recordando que la crisis ha precipitado 1.100 bajas de este producto.

Aprovechar la tasa de ahorro

Ante la "presión competitiva" en la captación de depósitos y en la emisión de pagarés, y la "complejidad" del mercado, el director general de entidades de la CNMV instó a aprovechar la "oportunidad" de la elevada tasa de ahorro de las familias por la incertidumbre económica.

En este sentido, recomendó seguir avanzando en la "racionalización" de la oferta de los fondos de inversión y "alinear" los intereses de los gestores con los de los clientes. "Es cuestión de tiempo que se recupere la confianza de los inversores en los fondos colectivos", confió.