Cree que Rajoy sí hará estos recortes y subirá impuestos

Rubalcaba promete no congelar salarios públicos ni pensiones

El candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguró ayer que si gana las elecciones, no congelará más los salarios de los empleados públicos ni las pensiones como ocurrió en 2010 y 2011. Rubalcaba se desmarca así del líder del PP, Mariano Rajoy, quien vincula esta decisión a la evolución económica.

Casi ocho millones de pensionistas y más de dos millones de funcionarios están deseosos de conocer si en 2012 volverán a ver congeladas sus rentas, tal y como han experimentado este año. El candidato del PP a las elecciones generales, Mariano Rajoy, no les sacó de la duda cuando el lunes fue preguntado por qué haría con los salarios de los funcionarios y las pensiones si llegara al Gobierno, ya que respondió con un más que ambiguo "depende". Ante esta indeterminación, la reacción de su contrincante Alfredo Pérez Rubalcaba no se ha hecho esperar. El candidato del PSOE hizo ayer una promesa de las que se recuerdan luego: "Ni congelaré pensiones ni congelaré retribuciones de funcionarios", anunció tras visitar la empresa Flisa.

Es más, Rubalcaba aseguró que cuando Rajoy dijo "depende", en realidad quiso decir que sí acometerá estas congelaciones. Dicho esto, precisó a los funcionarios que no les puede prometer grandes subidas salariales, porque no ofrecerá nada que no pueda cumplir, pero añadió que entre la "congelación" y una "subida salarial grande" hay camino intermedio. Además, pidió a Rajoy que aclare cuáles son sus planes porque, a su juicio, cuando Rajoy dice que no subirá el IVA y el IRPF "en un primer momento", eso, "traducido", quiere decir que sí lo hará "en un segundo" momento. Y lo mismo en el caso de las pensiones. Rubalcaba arremetió contra las propuestas de Rajoy porque "se suman los recortes que están aplicando los Gobiernos del PP en Madrid o Castilla-La Mancha". Dichos ajustes "obedecen a que el PP está preparando un desguace del Estado del bienestar y conviene que se sepa". Finalmente criticó que los populares, tras "decir no" al nuevo modelo de financiación autonómica, "coqueteen con la propuesta de pacto fiscal de CiU; "que es la forma de decir en catalán Concierto vasco".

La portavoz del Grupo Popular, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó en clave de réplica que la voluntad del PP es acometer reformas para reestructurar el gasto público y así "no hacer recortes", sobre todo en prestaciones sociales.

Blanco plantea también incentivos a las pymes

El portavoz del Gobierno, José Blanco, se unió ayer a la guerra abierta por las ofertas electorales. El también ministro de Fomento reconoció que en la coyuntura que vive España "habrá que subir los impuestos a unos y bajárselos a otros". Abogó por "un sistema más justo", tanto para las personas, en función de su renta, como para las empresas, según su tamaño. En aras de esta justicia, apostó por establecer "impuestos sobre la riqueza y a la banca", así como "incentivos fiscales a emprendedores". En su opinión, para reactivar la economía, es "determinante" la participación activa de las pymes,

por lo que subrayó la importancia de "igualar las normas autonómicas para crear empresas". Los planteamientos de Blanco sobre emprendedores recuerdan los que se están ofreciendo también desde el Partido Popular, informa J. Jorrín.