El Dow Jones recupera los 11.000 puntos

Wall Street encadena su segundo rebote volátil

El optimismo hacia el rescate de la eurozona ha ayudado a contrarrestar los malos datos en las ventas de vivienda nueva, pero no ha sido el motor principal del repunte. Animados por el bajo precio de las acciones, los inversores empujan un 2,53% al Dow Jones y un 2,33% al S&P 500. El Nasdaq, rezagado durante toda la sesión, consigue subir un 1,35%.

La Bolsa de Nueva York vuelve a las ganancias con el mismo esquema volátil que le hizo olvidar, el pasado viernes, la peor semana desde 2008. En la apertura, los avances han sido tímidos.

Pasada la primera hora de sesión, los malos datos macroeconómicos han dado un pequeño vuelco en los tres índices. La venta de casas nuevas cayó un 2,3% el mes pasado hasta un ritmo anual de 295.000 unidades, el nivel más bajo desde febrero. A lo que se une el menor Índice de Actividad Nacional, también de agosto, reportado por la reserva Federal de Chicago.

Aún así, los inversores han preferido seguir con la compra de valores, reconfortados en parte por los buenos cierres que ha traído el optimismo hacia el rescate de la eurozona a las Bolsas europeas, pero animados fundamentalmente por los bajos precios que dejó la semana pasada.

Y así, el Dow Jones de industriales ha sido el principal valedor de la avanzadilla durante toda la sesión. Al cierre, ha aupado un 2,53% hasta los 11.043 puntos, recuperando el umbral perdido la semana pasada. A la zaga, el S&P 500 ha logrado alcanzar el ritmo del selectivo de los blue chips y se ha anotado un 2,33%, instalándose en 1.162 puntos. El Nasdaq, sumergido en el rojo durante buena parte de la sesión, ha terminado despuntando y consigue una subida del 1,35% que le sitúa en 2.516 puntos.

En el mercado de materias primas, los futuros del oro han terminado amortiguando su caída libre y al cierre, el precio de la onza cae solo un 1,06% hasta los 1.622 dólares.