El selectivo, en línea con el resto de Europa, sube un 2,56%

El Ibex insiste en ser optimista

Al mal tiempo, buen cara. Siguiendo el dicho, el Ibex, en línea con el resto de Europa, ha decidido rebotar con fuerza a pesar de la mala apertura que presagiaba un nuevo 'lunes negro'. El selectivo ha cerrado con un repunte del 2,56%, mientras la prima de riesgo se relaja y cae hasta los 333 puntos.

EE UU, el FMI o el Banco Mundial. Todas las voces del panorama económico coinciden en el diagnóstico: Europa debe tomar medidas si no quiere que la crisis de deuda del Viejo Continente se lleve por delante el crecimiento mundial. En otras palabras, o los políticos del Viejo Continente dan un puñetazo en la mesa o la temida recesión será una realidad. Ante este pesimista escenario los operadores han optado por comprar. No pueden creer que sus líderes vayan a dejarles en la estacada, la reacción llegará. Así, el Ibex ha conseguido cerrar con un incremento del 2,56% y evitar el 'lunes negro' que la negativa apertura hacía prever. Todo ello en una jornada de alta volatilidad en la que cualquier declaración o dato provocaban fuertes oscilaciones.

El resto de Bolsas del Viejo Continente han inaugurado la semana en la misma línea del selectivo español. Rojo. El Dax germano, el Cac galo, el Footsie londinense, el Eurostoxx 50,.... todos abrían con descensos cercanos al 2% para moderarse posteriormente de forma progresiva hasta conquistar el verde y cerrar con aumentos superiores al 1,5%. Hoy la fiebre compradora ha podido con todo, incluso con la decepcionante apertura de Wall Street que amenazaba con arruinar el día.

Con el objetivo de cortar esta vorágine en la que las razones que un día son buenas para subir pueden serlas mañana para bajar, el Comisario para Asuntos económicos, Oli Rehn, ha defendido la reforma del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF por sus siglas en inglés). El objetivo es dotar a la zona euro del vehículo con el que frenar la espiral de la crisis de deuda soberana. El paso previo para conseguir esto es la votación que tendrá lugar este jueves en el Parlamento alemán. Los diputados germanos tienen que dar el visto bueno a este reformado instrumento en el que los líderes europeos han puesto todas sus esperanzas, aunque no todos las compartan. Esta madrugada, S&P ha advertido de que la ampliación podría provocar la rebaja de la calificación de los bonos europeos. Una chinita más de las que están acostumbrados a lanzar desde las agencias de rating.

IBEX 35 6.628,30 -0,23%

En medio de esta locura bursátil-político-económica el mercado de deuda ha vivido un día tranquilo, al menos para España. La prima de riesgo nacional, sobreprecio que se paga por financiarse respecto a lo que se exige a Alemania, tomado como el país más seguro, pierde posiciones y se queda en los 333 puntos. Este estrechamiento se debe tanto al incremento de lo abonado por Alemania, que escala al 1,82% sobre el 1,6% en que cerró el viernes, como a la disminución de los que paga España que cotiza en el 5,16%.

De vuelta al parqué madrileño, cabe destacar que BBVA y Santander han tirado con fuerza del selectivo al anotarse subidas del 3,81% y del 3,32%, respectivamente, tendencia que también han disfrutado los títulos de Iberdrola (2,98%) y de Telefónica (2,67%). Mientras tanto, en el mercado de divisas, el euro recupera algo de terreno frente al dólar y se cambiaba a 1,3518 ''billetes verdes''.