Vida profesional

Gabilondo sopesa retirar el MIR del profesorado

El plazo para que las consejerías enviaran propuestas terminó ayer.

Gabilondo sopesa retirar el MIR del profesorado
Gabilondo sopesa retirar el MIR del profesorado

El MIR del docente, que pretende presentar el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, al Consejo de Ministros antes de finalizar la legislatura, podría tener los días contados. La propuesta no cuenta ni con el apoyo de los sindicatos mayoritarios ni tampoco con el respaldo de muchas comunidades autónomas del PP, lo que dificultaría el consenso.

El objetivo del titular de Educación no es otro que alcanzar el "mayor grado de complicidad entre las comunidades autónomas", sin embargo, ante la mayoría de Gobiernos regionales del PP y las oleadas de movilizaciones del profesorado en contra de los recortes, pocas son las que quieren abrir nuevos frentes que puedan enojar a los docentes.

De hecho, así se lo hicieron llegar al ministro en la conferencia sectorial que reunió a los consejeros de Educación de los Gobiernos regionales el pasado 14 de septiembre.

No obstante, Gabilondo todavía mantiene abierta la esperanza. Hasta el día de ayer los Gobiernos regionales podían presentar sus propuestas al proyecto de real decreto de ingreso y acceso a la función pública docente. Desde ese momento será el ministro quien analice con su equipo las respuestas y adopte la decisión definitiva de llevar o no el nuevo acceso al Consejo de Ministros.

Algunos sindicatos, como CC OO, sin embargo, dan ya por retirado el proyecto y así lo han anunciado en su página web. La Federación de Enseñanza de CC OO valoraba de forma muy "positiva" la retirada por parte del ministerio del real decreto, ya que, en su opinión, "el proyecto resulta incoherente" con su finalidad. Ante esto, un portavoz del ministerio ha reconocido que el proyecto "todavía" no se puede dar por fallido, aunque la intención de Ángel Gabilondo era presentar un real decreto suficientemente respaldado por todos.

Desde el punto de vista del sindicato, la iniciativa cuenta con varios errores: "El procedimiento establecido para las pruebas de la oposición y para la fase de prácticas, así como el baremo de méritos para la fase de concurso, eran técnicamente deficientes y confusos para su aplicación práctica".

Además, el sindicato ha explicado en su página web que carece de sentido plantear parceladamente un asunto tan relevante, aislándolo de la negociación del estatuto del docente. Este estatuto, en el que otros sindicatos también se han mostrado partidarios de participar, será el que regule el conjunto de derechos y deberes del profesorado y, además, incluya aspectos de la labor docente que resultan fundamentales para lograr un sistema educativo de calidad para todo el alumnado.

CC OO también critica la premura que quería imponer el ministerio en la mesa sectorial. "No se adecuaba ni en el tiempo ni en las formas al correcto proceso de negociación de un real decreto destinado a lograr profesionales cualificados para ejercer con éxito la tarea educativa".

El borrador establecía que los nuevos profesores tenían que superar un año de prácticas una vez aprobado el examen oposición. Además, también se preveía que los profesores con más experiencia podrían jubilarse a los 75 años y no a los 70 como actualmente.

El 97% de los españoles rechaza los recortes en educación

La ciudadanía española está en contra de los recortes educativos. Según un informe presentado ayer y elaborado a lo largo de 2010 por la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios (Aeval), adscrita al Ministerio de Política Territorial, "el 97% de los españoles rechaza los recortes del gasto público en educación, sanidad y pensiones".

Este consenso social, que el martes tuvo un gran eco en Madrid, se repitió ayer en Galicia. El paro convocado por los sindicatos contra los recortes fue secundado por el 75% del profesorado gallego, según cifras sindicales. La Xunta lo rebajó al 22%. Las protestas se realizaron contra la subida de horas lectivas dictada por el Gobierno gallego y para evitar el despido de interinos, cuyo número exacto todavía se desconoce.

En Madrid, y por primera vez desde las movilizaciones en la educación, la consejera Lucía Figar, reconoció ayer que en este curso unos 1.000 profesores sin plaza fija no se incorporarán a las aulas madrileñas, algo que contrasta con los 3.000 señalados por los sindicatos. En Galicia, el recorte de empleo en este colectivo podría llegar a 500; en Cataluña, a unos 2.500; en Castilla-La Mancha, otros 800, y en Navarra, unos 230 interinos.

Los socialistas madrileños solicitaron al Gobierno de Esperanza Aguirre que suprima en la próxima Ley de Medidas Fiscales la deducción por gastos de escolaridad y por adquisición de vestuario de uso exclusivo escolar. Para el secretario general Tomás Gómez ese dinero (95 millones de euros) podría destinarse, "al menos", a contratar el mismo número de profesores que el curso anterior. En contra de ello se mostró el secretario de los profesores de la enseñanza concertada, Miguel Muñiz, que pidió un "aumento salarial para compensar el esfuerzo de trabajar 25 horas lectivas".