Tras las inspecciones realizadas por la CNE

Industria retirará primas fotovoltaicas por valor de 51 millones

Industria retirará primas a instalaciones fotovoltaicas indebidamente acogidas al régimen retributivo derogado en 2008 por valor de 19 millones de euros, a los que se sumarán otros 32 millones de plantas que en 2009 lograron el derecho a cobrar ayudas y no comenzaron a funcionar en plazo.

Tras inspeccionar más de 8.100 instalaciones fotovoltaicas, la Comisión Nacional de la Energía (CNE) remitió al Ministerio de Industria 1.919 expedientes sobre plantas que no habían aportado la documentación necesaria para acreditar que en septiembre de 2008, fecha en la que cambió la normativa, vertían energía a la red y, por tanto, tenían derecho a unas primas sensiblemente superiores a las que entraron en vigor posteriormente.

El organismo regulador acordó suspender de forma provisional el pago de la prima a estas plantas, el 23% del total, aunque el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio decidió levantar la suspensión cautelar tras analizar los expedientes.

Según el borrador de orden ministerial por el que se congelan los peajes de acceso para el tercer trimestre del año, Industria ha resuelto cerca del 90% de los citados expedientes y prevé resolver el resto antes de un mes.

El documento añade que la potencia a la que finalmente le será cancelado el derecho a prima asciende a unos 24 MW, "lo que supondrá un ahorro anual para el sistema estimado de unos 19 millones de euros".

Adicionalmente, señala el texto, se iniciarán "de forma inmediata" los procedimientos de cancelación por incumplimiento de las instalaciones fotovoltaicas inscritas en el registro de preasignación de primas en las convocatorias primera y segunda de 2009.

Se estima que esto afectará a unos 65 megavatios de potencia, lo que permitirá un ahorro anual al sistema de 32 millones de euros.

En total, se reducirán los coste para el sistema en 51 millones de euros, lo que permitirá compensar el desajuste en las liquidaciones de las actividades reguladas de 2010 (cifrado en 53 millones) y congelar así los peajes de acceso (que remuneran costes regulados del sistema eléctrico, como las primas a las renovables, el transporte o la distribución).