En el primer semestre del año

La morosidad del crédito al sector del ladrillo alcanza el récord del 17%

La morosidad de los créditos concedidos al sector de la construcción y de las actividades inmobiliarias alcanzó un nuevo récord en la primera mitad de 2011 al tocar el 17,01%, según los datos publicados hoy por el Banco de España.

Al final del segundo trimestre, las entidades financieras españolas habían catalogado como de dudoso cobro 70.428 millones de euros concedidos a empresas vinculadas al negocio inmobiliario y constructor, que en total tenían prestados 413.914 millones.

La mayor morosidad se daba al cierre de junio en el sector promotor y en otras actividades inmobiliarias, con la cifra histórica de 54.889 millones morosos, el 17,79% del total de 308.425 millones concedidos.

La tasa de morosidad se ha disparado desde que estalló la crisis financiera en 2007, cuando apenas el 0,53% de los créditos a ese negocio estaban catalogados de morosos.

En cambio, 2008 se cerró con una mora del 6,11%, que creció hasta el 10,08 % en 2009 y hasta el 13,98% al cierre del pasado ejercicio.

En el sector constructor, los créditos dudosos también han sufrido una evolución similar hasta suponer el 14,73% del total al final del segundo trimestre del año, lo que equivale a 15.539 millones de dudoso cobro.

La morosidad de ese sector de actividad estaba reducida al 0,72% en 2007; un ratio que se elevó al 4,91% en 2008; al 8,49% en 2009 y al 12,13% al final del pasado año.

Los datos del Banco de España muestran que las entidades financieras han seguido tratando de reducir su exposición al sector construcción e inmobiliario.

De este modo, la financiación a las empresas con actividad inmobiliaria bajó entre abril y junio por octavo trimestre consecutivo mientras que la concedida a las constructoras se redujo por undécimo trimestre consecutivo.