La City

Más ruido que nueces

Los mercados han cotizado esta semana niveles de vértigo, como los 5.000 puntos del CDS de las emisiones de deuda griega, que implicaban que el coste para cubrir una emisión de 10.000 euros en bonos griegos era nada menos que de 5.000 euros. Es decir, asumir de entrada una pérdida del 50%. Esos eran los precios, otra cosa es que se estuviera moviendo algo de dinero. "La gente ha tomado posiciones hace tiempo, ya no se está cruzando dinero", explicaba un intermediario del mercado. Lo mismo se puede decir del mercado de renta fija. El rendimiento exigido a las letras griegas con vencimiento a un año ha alcanzado el estratosférico nivel del 140%. ¿Hay alguien comprando o vendiendo? "El mercado secundario está seco. No hay volumen", avisa un operador. Mucho ruido, pero no tantas nueces.