EDITORIAL

Liberalizar la venta del tabaco

El Gobierno dio el viernes un importante paso adelante en el proceso de liberalización de la venta del tabaco en España. Como anticipó este diario, el Ejecutivo permitirá vender este producto especial en las denominadas tiendas de conveniencia (aquellas que abren más de 18 horas diarias durante todo el año), siempre que la comercialización se realice a través de máquinas expendedoras. Estas deberán ser inscritas en el listado del Comisionado del Mercado del Tabaco, donde se tendrá que indicar el nombre del estanco de su zona del que se van a surtir. Hasta el momento, únicamente las tiendas de conveniencia ubicadas en gasolineras estaban facultadas para vender tabaco.

La decisión de autorizar la comercialización únicamente a través de máquinas expendedoras no es baladí. Con ella, el Gobierno responde al temor del sector -principalmente de estanqueros y productores- de que la medida vaya a facilitar la venta de tabaco de contrabando o suponer un obstáculo para el control de la legalidad del mercado. Las grandes cadenas de distribución, por su parte, han recibido con los brazos abiertos la decisión. No en vano, permitirá aumentar considerablemente los puntos de venta en España de un sector tradicionalmente reacio a la liberalización.