Previsiones

La inflación seguirá alta y ninguno de los grandes países bajará del 2%

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, también presentó ayer las previsiones de inflación para este año. La Comisión Europea prevé que a final de año los precios crecerán un 2,5% en la zona euro (una décima menos de lo previsto en abril), por lo que continuarán por encima del 2% recomendado por el BCE.

Ninguno de los siete grandes países analizados por la UE conseguirá bajar de ese nivel e incluso algunos como Polonia y Reino Unido llegarán a niveles muy superiores (3,7% y 4,4%, respectivamente).

De este modo, la inflación ha dejado de ser el principal foco de preocupación para la Comisión Europea, ahora mucho más centrada en cómo combatir la desaceleración económica que está debilitando a todas las grandes economías europeas sin excepción. De hecho, Rehn señaló ayer que Bruselas no le concede demasiada importancia a las previsiones de inflación, ya que los precios han mostrado una tendencia a la baja (han descendido dos décimas en los últimos cuatro meses) que se prolongará en la última parte del año si el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, sigue descendiendo.

Esa misma tesis se está imponiendo, según fuentes comunitarias, en un número elevado de miembros del Consejo de Gobierno del BCE. Así se pudo constatar en la última comparecencia del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en la que aplazó la subida de tipos ante el deterioro económico entre los países que comparten el euro.

Sin embargo, Trichet no se ha decidido todavía a seguir la estela del presidente de la Reserva Federal, Bern Bernanke, que ha garantizado que mantendrá el precio del dinero en niveles cercanos al 0% al menos hasta 2013 como mecanismo para reactivar la actividad económica en EE UU.

Precios altos en EE UU

Los precios siguen al alza en EE UU y subieron un 3,8% en agosto en tasa interanual, según informó el Departamento de Trabajo estadounidense. El incremento respondió al encarecimiento experimentado por los carburantes, los alimentos, la vivienda y la ropa.