Adquirió el grupo por más de 600 millones en 2006

Doughty Hanson desiste en la venta de los autobuses Avanza

La sociedad de capital riesgo Doughty Hanson ha paralizado la venta de la empresa de autobuses Avanza al no conseguir las ofertas pretendidas por la compañía.

Doughty Hanson desiste en la venta de los autobuses Avanza
Doughty Hanson desiste en la venta de los autobuses Avanza

La sociedad de capital riesgo Doughty Hanson ha paralizado el proceso de venta del grupo de autobuses Avanza al no aparecer las ofertas previstas. La firma de inversión planeaba recibir ahora las primeras ofertas vinculantes y culminar la operación antes de fin de año, pero prácticamente desistió de proseguir en la venta en julio, cuando debían aparecer las primeras ofertas preliminares. Fuentes que han participado en el proceso subrayan la dificultad existente en la actualidad para lograr financiación -"riesgo país", subrayan- con la que llevar a cabo la adquisición, que debería superar los 600 millones de euros -el precio que Doughty Hanson acordó por la compañía en 2006-.

El grupo de transporte nació en marzo de 2002 de la unión de las empresas Auto Res, Vitrasa y Transportes Urbanos de Zaragoza (Tuzsa), a las que en 2003 se unió La Sepulvedana. En diciembre de 2006 Doughty Hanson, que se había instalado en España tan solo cuatro meses antes, adquirió la compañía por un precio superior a los 600 millones, según informaron fuentes del mercado. Desde entonces Doughty Hanson ha engordado el grupo añadiendo empresas de distinto tamaño del sector a Avanza. Recientemente ha adquirido Etasa (Empresa Turística de Autobuses), que opera en Alcalá de Henares, por la que, según fuentes consultadas, ha desembolsado unos 25 millones. El año pasado Avanza sumó dos concesiones de Madrid de Trapsa, la filial de autobuses del ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

El grupo Avanza está en la actualidad constituido por cerca de 50 empresas de autobuses. La sociedad Avanza Spain representa aproximadamente la mitad del negocio del grupo, explicaron ayer fuentes de la compañía.

De acuerdo a las últimas cuentas presentadas en el Registro Mercantil por Avanza Spain, correspondientes a 2009, la compañía tenía una deuda a largo plazo con entidades financieras de 534 millones. Los préstamos con bancos que mantiene Avanza corresponden básicamente al préstamo sindicado concedido por el grupo alemán Unicredit de 505 millones, en febrero de 2007. Las fuentes del grupo consultadas subrayaron que el Ebitda de Avanza se ha doblado desde su compra por Doughty Hanson y destacaron que la compañía no tiene problemas de deuda.

Avanza Spain, en Luxemburgo

El auditor de las últimas cuentas presentadas por Avanza Spain, PricewaterhouseCoopers, señala en su informe de auditoría del ejercicio 2009 que el patrimonio neto y el pasivo de la compañía de autobuses se encuentran, respectivamente, "sobrevalorado e infravalorado en 271,9 millones de euros". La consultora explica que Avanza presenta como fondos propios un importe de 271,9 millones que corresponde a un préstamo concedido por su accionista mayoritario, Avanza Beta, domiciliada en Luxemburgo.

PwC recuerda que bajo principios contables "generalmente aceptados y a efectos de clasificación en las cuentas anuales consolidadas, dicho préstamo debería de clasificarse en el balance de situación bajo el epígrafe pasivo no corriente como deudas con empresas del grupo". La consultora advierte que la memoria de Avanza no incluye "la obligación de comunicar la participación que tuvieran los administradores en el capital" de una sociedad similar, ni los sueldos de sus principales ejecutivos.