Por no castigar las actitud de los controladores

Ryanair culpa a Fomento de los retrasos aéreos en España

Su presidente, Michael O'Leary, afirma que José Blanco "no hace nada" y elude castigar la actitud de los controladores.

Michael O'Leary aseguró ayer que el culpable de los retrasos aéreos en España es el ministro de Fomento, José Blanco, porque "no hace nada" y no ha castigado las actitud de los controladores.

El controvertido presidente de Ryanair hizo estas afirmaciones tras pedir disculpas por llegar nueve minutos tarde a la rueda de prensa que había convocado ayer en Madrid. Aseguró que el retraso se debía al aterrizaje con demora de su avión "por problemas en el control de tráfico aéreo".

El encuentro con los periodistas fue ofrecido en una diminuta sala de un hotel madrileño y para aumentar el mensaje low cost fue el propio O'Leary quien se encargó de repartir el material informativo que había elaborado.

El presidente de Ryanair cargó directamente contra el ministro español de Fomento, José Blanco, al que acusó de querer perjudicar a su compañía con un sinfín de iniciativas que coartan "nuestra libertad de actuación", mientras que, a la vez, "mantiene una total pasividad" ante la epidemia de demorar que aquejan a la red de Aena y de los aeropuertos españoles durante el último año y medio.

O'Leary advirtió que el impacto del mal funcionamiento del sistema aéreo nacional "no solo afecta a los vuelos en España sino que perjudica gravemente a buena parte de las operaciones internacionales".

Para el directivo el recrudecimiento de la crisis económica volverá a ser un factor positivo en el negocio de la compañía porque muchos pasajeros que volaban en tarifas altas de las compañías de red se pasarán a "los precios bajos" y porque muchos aeropuertos han bajado sus tasas a fin de convertirse en más competitivos y recuperar un buen número de los pasajeros que han perdido.