Andalucía, Canarias, Cataluña, Murcia y Valencia

Fitch rebaja la calificación de cinco comunidades autónomas españolas

La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el rating a cinco comunidades autónomas españolas (Andalucía, Canarias, Cataluña, Murcia y Comunidad Valenciana), ante el "fuerte deterioro fiscal" registrado en los últimos años y que han provocado grandes incrementos en sus niveles de deuda.

La agencia de medición de riesgo Fitch ha rebajado hoy la calificación a largo plazo de la deuda de Andalucía, Canarias, Cataluña, Murcia y Valencia y ha puesto además en perspectiva negativa a las cinco autonomías restantes a las que califica. En una nota, la agencia indica que la calificación de estas cinco autonomías que no han sido rebajadas hoy se hará pública en breve.

La rebaja obedece al agudo deterioro fiscal que la agencia ha detectado en los últimos años, que ha aumentado los niveles de deuda de estas regiones. No obstante, Fitch reconoce que las autonomías están haciendo un esfuerzo para limitar sus gastos, que no produce los efectos deseados dada la debilidad de las economías locales y los menores ingresos fiscales.

El informe de Fitch recuerda que el Ministerio de Economía calcula que los ingresos de las comunidades autónomas se han reducido un 3,59% en los primeros seis meses de este año, comparados con el mismo periodo del año anterior, al tiempo que recuerda que las regiones han declarado un déficit agregado del 1,2%, muy cerca del límite establecido para el conjunto del año (1,3%).

Según la agencia, las autonomías aún deben hacer "considerables esfuerzos" para controlar el gasto y mantenerlo en los límites establecidos, aunque estima que la mayoría de las comunidades autónomas alcanzarán el equilibrio presupuestario en 2013.

Pese a que reconoce el esfuerzo que las regiones han realizado en este sentido, Fitch mantiene la perspectiva negativa dado que el entorno económico es difícil.

De este modo, la deuda a largo plazo de Andalucía ha pasado de AA a A+, y la de corto plazo ha sido degradada desde F1+ a F1, en tanto que la de Canarias a largo plazo ha pasado de AA- a A+, y la de corto plazo ha quedado en F1 desde F1+. Además, la sociedad de alquiler y promoción de viviendas de la comunidad insular, Visocan, también ha sido rebajada desde A+ a negativo.

Por lo que respecta a Cataluña, la deuda a largo plazo ha pasado de A a A-, y la de corto plazo ha sido degrada desde F1 a F2. La deuda a largo plazo de la Comunidad de Murcia ha pasado de AA- a A, y la de corto plazo de F1+ a F1. Por último, la deuda a largo plazo de Valencia queda en A- desde la anterior calificación de A, en tanto que la de corto plazo ha quedado en F2 desde F1.