En una reunión en Washington

Los países emergentes se plantean cómo ayudar a Europa

Los ministros de economía de Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica se reunirán la semana que viene en Washington para discutir posibles ayudas para la endeudada Europa.

El encuentro se celebrará los días 23 y 24 de septiembre y coincidirá con una reunión del Fondo Monetario Internacional. Los cinco países emergentes, conocidos por el acrónimo BRICS, decidirán cómo asistir a los Estados europeos más afectados por la crisis de deuda soberana, según ha confirmado a Bloomberg el secretario de asuntos económicos indio R. Golopan.

El primer ministro chino ha afirmado por su parte que las naciones desarrolladas deberían hacer esfuerzos por recortar sus déficits y crear empleos más que confiar en China como la gran esperanza para la recuperación económica mundial. China es el primer tenedor de deuda estadounidense y cada vez tiene más presencia también en el mercado de bonos europeo. Portugal primero e Italia hace pocos días, recurrieron directamente a las autoridades chinas para que adquieran su maltrecha deuda.

China ha expresado su deseo de "extender la ayuda y aumentar la inversión" en Europa ya que "conoce y está preocupada por los problemas que debe afrontar la economía europea", ha informado hoy la agencia oficial Xinhua.

Wen hizo estas declaraciones en el discurso inaugural de la reunión del Foro Económico Mundial que se celebra en la localidad de Dalian, en la provincia nororiental china de Liaoning, donde apremió a la Unión Europea a reconocer a China como una economía de mercado.

"Según las reglas de la Organización Mundial del Comercio, China debería ser reconocida como una plena economía de mercado en 2016. Si los países europeos muestran su sinceridad años antes, les corresponderemos", afirmó. El gigante asiático firmó un crecimiento del PIB del 9,5% en el segundo trimestre

Asimismo, el primer ministro chino exhortó a Estados Unidos a mantener una estabilidad fiscal y financiera para proteger así "los intereses y la confianza de los inversores". Entre otros retos, según Wen, Estados Unidos debe afrontar el control de su deuda externa, reducir su déficit fiscal y crear empleo a través del crecimiento de su economía, al tiempo que pidió mayores facilidades para la entrada de empresas chinas en el país norteamericano.