Rubalcaba critica a Rajoy por no eliminar el tributo cuando gobernó

Cataluña no boicoteará la recuperación de Patrimonio

La Generalitat de Cataluña, una de las comunidades que más ingresaba por el impuesto sobre el patrimonio, renunció ayer a boicotear su recuperación. Se suma así a Andalucía, Canarias, Extremadura y Navarra, que también avanzaron que aplicarán en su territorio un tributo que el Ejecutivo eliminó en 2008 y recuperará el próximo viernes.

Cataluña no boicoteará la recuperación de Patrimonio
Cataluña no boicoteará la recuperación de Patrimonio

El portavoz del Gobierno de la Generalitat, Francesc Homs, sugirió ayer que Cataluña aplicará en su territorio el impuesto sobre el patrimonio, un tributo que el Gobierno reintroducirá el próximo viernes y que eliminó en 2008. Se suma así a Extremadura (PP), Canarias (CC-PSOE) y Andalucía (PSOE), Navarra (UPN) que se han expresado en el mismo sentido.

Homs señaló que no ve "mal" gravar a las altas fortunas a pesar de que el portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, rechazó 24 horas antes la medida por "centralista". Así, Cataluña descarta seguir los pasos de Madrid, que introdujo una bonificación en la cuota del impuesto que, de mantenerse, provocará que los ciudadanos madrileños no se vean afectados por la recuperación del impuesto. La presidenta Esperanza Aguirre se limitó ayer a decir que "cumplirá la ley". Sus palabras son ambiguas ya que, si el Gobierno autonómico no cambia la normativa vigente, el impuesto sobre el patrimonio no se aplicará en Madrid.

En cualquier caso, esto puede tener un coste para las comunidades que opten por boicotear el tributo ya que, como advirtió ayer el candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, no recibirán la compensación por el impuesto sobre el patrimonio. Los ingresos por este tributo estaban cedidos en su totalidad a las comunidades y cuando se eliminó en 2008, el Gobierno optó por compensar a las regiones.

Por ello, las regiones del PP, partido que se opone a recuperar Patrimonio, optan por la prudencia. El presidente extremeño, José Antonio Monago, es la voz discordante de su partido y reclama un impuesto sobre el Patrimonio a nivel estatal.

Por otra parte, Navarra, que no pertenece a las comunidades del régimen común y, por tanto, no se ve afectada por la decisión del Ejecutivo anunció que introducirá el impuesto sobre el patrimonio en su territorio si lo hacen el resto de regiones. Una postura compartida por el PNV, que bajo las mismas condiciones, valora implementarlo en la diputación de Guipúzcoa, donde gobierna. En Álava, con mayoría del PP, no parece probable esa posibilidad. En cambio, Bildu, que domina la diputación de Vizcaya, se muestra más abierta a aplicar el tributo.

Por otro lado, Rubalcaba criticó que el presidente del PP, Mariano Rajoy, rechace la recuperación del impuesto porque penaliza a los ahorradores y los Gobiernos en los que participó convivieran con dicho tributo dos legislaturas. Rubalcaba prevé que en el primer año se recaudarán 1.000 millones.

Madrid y cataluña

Madrid y Cataluña reciben 632 y 537 millones al año, respectivamente, como compensación por la eliminación del impuesto sobre el patrimonio. Entre ambas, suman más de la mitad de los 2.097 millones anuales que ingresan las comunidades por este concepto.

Francia y España, dos excepciones

Cuando José Luis Rodríguez Zapatero eliminó el impuesto sobre el patrimonio en 2008 estableciendo una bonificación del 100% sobre la cuota, Francia se quedó como el único país con un impuesto similar.

Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia son los únicos Estados de la UE-27 que en algún momento de su historia mantuvieron un impuesto sobre el patrimonio. Sin embargo, entre la última década del siglo XX y la primera del XXI, todos los países optaron por eliminar un tributo que, en España, se implantó en 1977.

Si finalmente el Ejecutivo recuperará el gravamen, España y Francia quedarán como los dos únicos Estados con un impuesto sobre la riqueza.