BBK, Kutxa y Vital

Las cajas vascas mejoran su propuesta a los sindicatos para la fusión

Los representantes de las cajas de ahorros vascas han mejorado la oferta laboral que habían presentado a finales del pasado mes de julio, lo que podría permitir un acercamiento de posturas para la fusión de estas entidades, según han reconocido fuentes sindicales.

Sindicatos y cajas se han reunido al mediodía en Bilbao para tratar de llegar a un acuerdo sobre las condiciones laborales que conllevará el proceso de fusión de las tres cajas de ahorros vascas: BBK, Kutxa y Vital.

Este encuentro se ha celebrado cuatro días antes de que, el próximo viernes, se reúnan las asambleas generales de la vizcaína BBK y la alavesa Vital para dar luz verde al proceso. En ambos cónclaves la mayoría de los representantes favorables a la integración está asegurada.

No así en la asamblea de la guipuzcoana Kutxa -que se celebrará el día 23-, en la que la postura de CC OO, sindicato mayoritario en el conjunto de las cajas, podría ser decisiva. De ahí la importancia de alcanzar un acuerdo laboral.

El secretario general de CC OO de Euskadi, Unai Sordo, ha advertido hoy de que, si la fusión de las cajas vascas se realiza sin haber logrado un pacto laboral previo, "derivará en conflicto".

Sordo ha dicho que un acuerdo de ese tipo será "la clave para decidir el voto de CC OO en las asambleas" y ha advertido de que "se equivocarían las direcciones de las cajas" si "por abrir el abanico de posibles votantes a favor de la fusión" prescinden de un pacto laboral.

El secretario general de CC OO se ha referido de este modo a las negociaciones abiertas entre la presidencia de las tres cajas y Bildu para facilitar el apoyo de la izquierda abertzale a un proyecto al que, hasta ahora, se había opuesto frontalmente.

La "mejora" propuesta por las cajas en la reunión de hoy, según fuentes sindicales, se centra en el incremento de la retribución de las bajas incentivadas (que pasaría de 55 a 60 días por año) y al aumento salarial previsto en los convenios correspondientes a 2011, 2012 y 2013, que se situaría entre el 80 % y el 120 % del IPC, según los resultados económicos.

Pero los puntos claves de la negociación, sobre los que no se han conocido cifras concretas, siguen siendo el número de excedentes laborales y la regulación de la movilidad laboral que para algunos trabajadores puede implicar la integración.

Los sindicatos ELA y LAB han insistido en este encuentro en su demanda de que el ámbito de negociación del convenio colectivo de la nueva entidad quede reducido a las comunidades autónomas de Navarra y País Vasco, como "única vía que verdaderamente garantiza la no degradación de las condiciones de trabajo de quienes trabajan en las tres Kutxas", según ELA.

Este sindicato ha propuesto, con el respaldo de LAB y otros sindicatos minoritarios (ASPEM y AV), la celebración de un referéndum entre los trabajadores en este sentido.

Las cajas no han aceptado la propuesta, lo que, según ha considerado ELA en un comunicado, "denota la nula voluntad de las direcciones de apostar por el ámbito vasco".

ELA ha criticado también la "opacidad" con la que se está desarrollando la "negociación con los representantes políticos", a "espaldas de quienes vamos a vernos directamente afectados por el proceso: la sociedad vasca".