Crisis en el fútbol

La goleada más dolorosa

En la inauguración del campeonato de Liga, el Zaragoza sufrió, en su propio estadio de La Romareda, una humillante derrota (6-0) a manos del Real Madrid, que ha sumido a los jugadores en un apesadumbrado silencio ante su afición. Sin embargo, la extraordinaria calidad del rival y el largo camino por recorrer justifican el traspiés de un equipo que, por otra parte, se salvó del descenso en la última jornada de la temporada anterior.

Efraín Juárez, jugador del Real Zaragoza, durante el partido contra el Real Madrid
Efraín Juárez, jugador del Real Zaragoza, durante el partido contra el Real Madrid

Lo que verdaderamente preocupa a los directivos del Real Zaragoza es una delicada situación financiera que puede agravarse. El nuevo Gobierno autonómico, presidido por la popular Luisa Fernanda Rudi, ha puesto en el punto de mira de los recortes las ayudas a los clubes deportivos, que han superado los 50 millones de euros en el último cuatrienio. La parte del león de las subvenciones se la ha llevado, precisamente, el Real Zaragoza, con unos 35 millones.

Inicialmente, las relaciones del máximo responsable del club, Agapito Iglesias, con el anterior Gobierno socialista fueron muy cordiales. Tanto que una de las figuras más importantes del equipo de Marcelino Iglesias, el vicepresidente económico, Eduardo Bandrés, pasó a ocupar la presidencia del club. El 4 de enero de 2010, la junta directiva dimitía en bloque ante la grave situación del equipo en los ámbitos económico y deportivo.

El pasado 14 de junio, un auto firmado por la juez María del Carmen Vilillas admitía el concurso voluntario de acreedores del Real Zaragoza, con un pasivo de 130 millones, el mayor en la historia del fútbol español. Bajo administración concursal , el club continúa en Primera División, aunque ocupando un último lugar que no le resulta extraño, ya que estuvo muchas jornadas abonado a este puesto en la temporada anterior.Los disparos más peligrosos no son los de Ronaldo, sino las balas de las trincheras económicas.