Podrían estar afectados unos 600 comercios

Varias marcas de coches anuncian a los concesionarios el fin de sus contratos

La patronal de concesionarios Faconauto denunció el martes ante el Ministerio de Industria que varias marcas de automóviles han comunicado la extinción de contratos a sus distribuidores a partir del 31 de mayo de 2013. Los motivos de la rescisión varían en cada automovilística, aunque destaca la entrada en vigor del Reglamento de la CE 330/2010 y la necesidad de adaptar la red a las ventas.

Varias marcas de coches anuncian a los concesionarios el fin de sus contratos
Varias marcas de coches anuncian a los concesionarios el fin de sus contratos

El informe de Faconauto, que contabiliza en unos 600 los concesionarios afectados, resalta que ocho marcas (Opel, Tata, Saab, Peugeot, Ford, Suzuki, Honda y Chrysler) han enviado cartas a su red preavisando con un plazo de dos años la finalización de los contratos. Aunque la patronal de los concesionarios reconoce que los motivos no siempre son los mismos, resalta la coincidencia en el tiempo y afirma que existen otras marcas que han enviado cartas, pero que "no han podido conseguir". No obstante, el envío de la carta no implica que al final del plazo se rescinda el contrato; es más, lo normal es una renovación generalizada.

La entrada en vigor del nuevo Reglamento 330/2010 sobre determinados acuerdos verticales y prácticas concertadas -que sustituye al 1400/2002 (regulación específica para el sector del automóvil)- es el motivo alegado por marcas como Opel, Suzuki o Ford para comunicar a sus concesionarios la resolución de sus contratos el 31 de mayo de 2013, el día que entra en vigor la nueva reglamentación. El caso de Peugeot es diferente, pues la marca no tiene contratos indefinidos con sus distribuidores y el actual caducaba el 31 de mayo de este año. De aquí la necesidad de renovar las condiciones contractuales.

Pero mientras Opel y Suzuki han continuado con el proceso, Ford y Peugeot decidieron dejarlo en suspenso durante la tramitación de la Ley de Contratos de Distribución Comercial, actualmente en el Congreso. Sin embargo, este texto va a decaer con la disolución de las Cortes, lo que implica que el proceso continuará. De hecho, Ford comunicó a su red en su misiva del 18 de julio que la firma de los nuevos contratos se realizará el 31 de octubre y Peugeot (9 de mayo), establece fechas distintas en función de si la ley llega a entrar en vigor.

Práctica habitual

En el sector señalan que la rescisión masiva de contratos es una actuación normal cuando se produce un cambio normativo. Fuentes oficiales de Opel declaran que han cumplido con la legalidad vigente al preavisar con dos años y resaltan que es un práctica que se está produciendo en toda Europa. Desde Faconauto se critica que los nuevos contratos generalmente conllevan unas condiciones más desfavorables que no suelen negociarse con los distribuidores.

Además, en esta ocasión algunas marcas han añadido a los motivos legales, la necesidad de ajustar la red a un mercado que tardará tiempo en recuperar las ventas anteriores a la crisis. Así, Opel reconoce en la carta "que la oferta de continuidad está condicionada a que no exista ninguna notificación de rescisión antes del 31 de mayo de 2013". Fuentes de la red denuncian que ya se ha comunicado a una treintena de concesionarios (sobre 150) que tras los dos años, no se les renovará el contrato o se les modificará su área territorial. Eduardo Portu, con un concesionario de Opel en San Sebastián hace 29 años, confirma a CincoDías que le han hecho saber que no contarán con él a partir de mayo de 2013. Y, según sus declaraciones, le han alegado motivos de edad (tiene 74 años) para rescindirle el contrato.

En el caso de Saab y Honda la necesidad de adaptarse al mercado justifica las rescisiones que tendrán efecto dentro de dos años. Fuentes de la marca sueca explican que la carta, de febrero, solo se remitió a 13 concesionarios que dejarán de trabajar con ellos, de los que diez han pactado de mutuo acuerdo.

Por último, la causa de las rescisiones de Tata y Lancia son diferentes y se enmarcan en la reestructuración orgánica de las marcas en España. La india cambia de importador y los concesionarios de Lancia se han fusionado con Chrysler para vender ambas marcas conjuntamente.

La ruptura de un "pacto de caballeros"

Las cartas de varias marcas comunicando a sus concesionarios la rescisión de contratos supone un nuevo ascenso en las conflictivas relaciones entre Faconauto y las patronales de fabricantes (Anfac) e importadores (Aniacam).

La tormentosa negociación de un código de buenas prácticas en el sector y la tramitación de la Ley de Contratos de Distribución Comercial vino precedido por un "pacto de caballeros" que obligaba a ambas partes a no tomar decisiones que supusiese algún tipo de agresión. Eso explica que marcas como Ford o Peugeot decidiesen paralizar el proceso de rescisión de contratos durante la tramitación de la ley.

A principios de agosto, Faconauto puso en conocimiento del Ministerio de Industria las cartas y, especialmente, la decisión de Opel de prescindir de varios concesionarios dentro de dos años. Fuentes del Ministerio confirman a este periódico la reunión y explican que elevaron la queja ante Anfac, como representante de la marca.

En los próximos días se constituirá la mesa del sector, creada precisamente para dirimir este tipo de conflictos. Fuentes de Faconauto confirman que este será el primer punto que pongan sobre la mesa el día que se reúna el foro creado para conciliar los intereses de ambas partes.