Entidad intervenida

CAM busca una salida a sus cuotas participativas

Ayer repuntaron un 13,7% tras un desplome del 61,5% en dos días

El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha removido a los administradores de la CAM, que habían pergeñado un rescate de emergencia para los cuotapartícipes, en su mayoría clientes de la entidad. El 21 de julio, un día antes de la intervención, acordaron amortizar los títulos -es decir, sacarlas de Bolsa- a 4,77.

Pero los gestores designados por el FROB, el brazo ejecutor del Banco de España, han decidido de momento dar marcha atrás con el acuerdo, aduciendo "la necesidad de que se concreten primero los términos del plan de reestructuración de la entidad". Los expertos consultados consideran normal esta decisión: "El valor de una caja intervenida es mínimo y no tiene sentido que amorticen las cuotas valorándola en unos 3.200 millones de euros", explica un directivo de un banco.

Miles de pequeños inversores

El 69% de la oferta se colocó entre pequeños inversores y empleados de la entidad. Solo el 31% fue a parar a los institucionales, mayoritariamente gestoras de las cajas de ahorros. A cierre del tercer trimestre de 2010, los últimos datos disponibles, el número de inversores en cuotas de la CAM era de unos 54.000. De ahí que algunos expertos apuesten por que el organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez busque alguna salida para evitar un quebranto tan abultado para los pequeños inversores.

La caja de ahorros contaba con 1.843 millones de euros de capital principal (sin incluir preferentes) a cierre de 2010. Los expertos consideran que no tiene sentido que la caja se cargue sin más dilación los 292 millones de euros de capital de máxima calidad que suponen las cuotas participativas. Llegados a este punto, se abren varios escenarios para las cuotas.

Una de las posibilidades es que, una vez diseñada la estrategia de reestructuración de la entidad, el FROB decida amortizar las cuotas, aunque es casi imposible que sea al precio acordado por la cúpula anterior. Hay que tener en cuenta que, aplicando el descuento con el que han salido a Bolsa tanto Bankia como Banca Cívica -en torno al 60% de sus fondos propios una vez realizada la ampliación de capital-, la valoración de la CAM quedaría en el entorno de los 1.900 millones de euros.

Para hallar la cifra, hay que sumar a los fondos propios de la CAM (1.875 millones) los 2.800 inyectados por el Banco de España y aplicar el descuento mencionado. Hay que tener en cuenta, en cualquier, que el descuento previsible sería muy superior al de Bankia o Banca Cívica, debido a su situación.

Si finalmente una entidad cotizada adquiere la CAM, podría canjear las cuotas por títulos propios. Igual que en el caso anterior, la valoración estaría en el aire. En el caso de que la adquiera una entidad que no cotice, lo más lógico sería también su amortización.

Otro enigma: los 1.400 millones en preferentes

El futuro de las cuotas no es la única incógnita que se cierne sobre la CAM. La entidad tiene 1.398 millones de euros en preferentes, títulos que fueron emitidos en 2001, 2002, 2005 y 2009. De esta cifra, 88,5 millones está en manos de institucionales. El resto fue adquirido por particulares, principalmente clientes de la caja. Ahora, la decisión del FROB de suspender la amortización de estos títulos muestra que no está dispuesto a rescatar a cualquier precio a los pequeños inversores. El pasado 15 de agosto, la CAM pagó la remuneración de las preferentes que emitió en 2001 y 2002. El próximo 29 de septiembre le toca abonar el cupón de los 850 millones que vendió hace dos años. Tendría que desembolsar unos 15,6 millones para hacer frente a la remuneración, pues el tipo vigente asciende al 7,35%. Todo parece indicar que los inversores recibirán este pago. Tampoco parece peligrar el siguiente, previsto para el 29 de diciembre de este año.

Sin embargo, no está claro qué ocurrirá con los cupones futuros. Estas participaciones no pagarán remuneración en caso de que el emisor haya registrado pérdidas en el ejercicio anterior. Y si la entidad se encuentra en un caso "extremo" de insuficiencia patrimonial podrían amortizarse por debajo del precio de venta. Las preferentes de CCM fueron amortizadas al mismo precio que pagaron los inversores. Cajasur siguió pagando la remuneración de sus preferentes, salvo un único cupón, pese a las pérdidas de 596 millones que registró en 2009.

Bolsa

OPS: los inversores que acudieron a la OPS de las cuotas de la CAM en julio de 2008 viven una pesadilla. Los títulos se han hundido un 74,5% respecto al precio de colocación de 5,84 euros por cuota.

Amortización: entre el pasado jueves y viernes, las cuotas de CAM se derrumbaron un 61,5% en Bolsa.