Según la agencia de noticias italiana Ansa

El FMI rebaja la previsión de PIB de España para 2011 y 2012

EE UU sufre el mayor recorte en las expectativas de crecimiento de la institución, que pide a la Fed y al BCE que apoyen la recuperación.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado su previsión de crecimiento de la economía española al 0,7% en 2011, una décima menos de lo previsto previamente, y al 1,3% en 2012, tres décimas menos de lo augurado anteriormente, en el marco de un recorte generalizado de las estimaciones de crecimiento de la institución dirigida por Cristine Lagarde, según refleja la actualización de su informe ''Perspectivas económicas mundiales'' al que tuvo acceso la agencia italiana Ansa.

Este informe, que se publicará a finales de septiembre en Washington, contempla un recorte de una décima de las previsiones de crecimiento del PIB de la eurozona en 2011, hasta el 1,9%, y de tres décimas el año próximo, hasta el 1,4%, y alerta del riesgo de que la crisis "escape al control de los políticos a pesar de la fuerte respuesta política adoptada".

A este respecto, la institución internacional subraya que el Banco Central Europeo (BCE) cuenta con margen suficiente para relajar su política monetaria en el caso de persistir los riesgos a la baja sobre el crecimiento y le recomienda continuar interviniendo en los mercados de deuda para frenar la volatilidad.

El FMI precisa que en total las economías avanzadas crecerán un 1,8 % en 2011 y un 2,2 % en 2012, lo que supone un reducción de 0,4 puntos porcentuales en ambos casos.

La institución financiera señala que espera para las principales economías del mundo "una continua, aunque débil e inconexa recuperación, a menos que las políticas no sean reforzadas", al tiempo que establece que los principales riesgos se encuentran en la eurozona y en Estados Unidos.

En cuanto a los principales países de la zona euro, el FMI ha rebajado la previsión de crecimiento de Italia al 0,8% en 2011 y al 0,7% en 2012, lo que supone un recorte de dos y seis décimas, respectivamente, mientras en el caso de Francia la rebaja es de tres décimas para ambos ejercicios, cuando espera una expansión del 1,8% y del 1,6%.

En el caso de Alemania, la actualización del informe ratifica un crecimiento del PIB del 3,2% en 2011, pero rebaja cuatro décimas la expectativa de 2012, hasta el 1,6%.

EE UU sufre el mayor recorte

Respecto a la expansión de la economía estadounidense, el FMI ha llevado a cabo el mayor recorte de sus expectativas de crecimiento hasta el 1,6% este año, lo que supone nueve décimas menos, mientras que para 2012 la rebaja es de siete décimas, hasta el 2%.

De hecho, el FMI advierte de que para EE UU "la primera prioridad es poner en marcha un plan para reducir el déficit a medio plazo", mientras que confía en que la Reserva Federal de EE UU "esté preparada para adoptar nuevas medidas no convencionales de apoyo a la economía".

Para el bloque de países emergentes y en desarrollo, las previsiones de crecimiento se mantienen en un 6,6 y un 6,4 % para 2011 y 2012, respectivamente.

En lo que respecta al conjunto de la economía mundial, las previsiones de crecimiento del FMI pasan a ser del 4,2% este año y del 4,3% en 2012, lo que implica una reducción de una y dos décimas, respectivamente.

El informe concluye que "sobre un telón de fondo marcado por una serie de debilidades estructurales sin resolver, la economía internacional se ha visto afectada este año por grandes impactos: el terremoto y el tsunami en Japón del pasado marzo, las tensiones registradas en algunos países productores de petróleo y la gran turbulencia financiera en la zona euro".