Cree que no exime de cumplir disciplina fiscal

Trichet justifica la legalidad de la compra de bonos soberanos

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, ha defendido la independencia del banco emisor europeo para reactivar la compra de bonos soberanos de países de la eurozona como España e Italia a principios de agosto.

Asimismo, Trichet ha dejado claro que no viola la prohibición de los tratados que impiden la compra "directa" de estos bonos puesto que lo ha hecho "en el mercado secundario" y ha añadido que ello no exime a los países en dificultades a garantizar "el respeto estricto de la disciplina presupuestaria".

Tras las críticas contra la decisión del BCE de reactivar el programa de compra de bonos soberanos para contribuir a rebajar la tensión en los mercados, Trichet ha defendido que esta iniciativa, que se prolongará "al menos" hasta enero de 2012, tiene por objetivo "restaurar un entorno más apropiado en algunos sectores del mercado" y ha dejado claro que no influye en la política monetaria del BCE y está "en cumplimiento total" del mandato del organismo.

"Estamos comprando bonos en los mercados secundarios", ha zanjado Trichet en una comparecencia ante la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo para analizar la crisis de la eurozona.

Trichet ha dejado claro que se trata de una decisión "independiente" y ha rechazado que viole los tratados de la Unión, porque éstos prohíben "la adquisición directa de instrumentos de deuda de los Gobiernos", pero no en los mercados secundarios, y ha insistido en que la medida "no se ha utilizado para circunvenir" la necesidad de garantizar el principio de disciplina presupuestaria.

El presidente del BCE ha subrayado que "lo más importante" sigue siendo "la disciplina presupuestaria", ha dicho que "toma nota de los compromisos de algunos países" para "acelerar la consolidación fiscal" y ha dejado claro que espera que los Gobiernos europeos implementen "estricta y rápidamente" las medidas de consolidación anunciadas.

Trichet ha reconocido la desaceleración del crecimiento económico en la eurozona, que avanza "a ritmo modesto", ha admitido que "tensiones en los mercados financieros han reaparecido" en las últimas semanas y ha asegurado que la incertidumbre sigue siendo "especialmente elevada".

El francés, que ha reconocido que las tensiones en los mercados "se asemejan a los de mayo de 2010" aunque "de mayor alcance", ha justificado la decisión del BCE de seguir ofreciendo prestando a los bancos "al menos" hasta enero de 2012 para garantizar que tienen cubiertas sus demandas de liquidez y ha confirmado que el presupuesto actualmente disponible para estas operaciones son 530.000 millones de euros. Trichet ha dicho que 470 bancos participan en estas "operaciones de refinanciación" y que más de 6.000 pueden "potencialmente" solicitar estos préstamos.

El presidente del banco emisor europeo ha reconocido que la inflación permanecerá "elevada" en la eurozona "durante algunos meses", ha vaticinado que la tasa se mantendrá "por encima del 2% el próximo mes" y ha explicado que el BCE publicará "a principios de septiembre" sus previsiones a medio plazo.

Rehn, "preocupado" por las turbulencias financieras

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, afirmó hoy estar "gravemente preocupado" por que las constantes turbulencias en los mercados financieros acaben frenando la recuperación de la economía real de la Unión Europea.

Rehn, que intervino en una reunión extraordinaria de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios de la Eurocámara junto a los presidentes del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, y del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, aseguró que actualmente el comportamiento de los mercados va más "en paralelo" con la economía real.

"Los mercados financieros y la economía real se mueven ahora más en sincronía, lo que hace que esté gravemente preocupado por que las continuadas turbulencias financieras se desborden y dañen potencialmente la recuperación de la economía real", indicó ante los eurodiputados. "Esto subraya la importancia de contener las turbulencias de los mercados para asegurar la recuperación económica", añadió.