La falta de liquidez obliga a las entidades a retomar la guerra del pasivo

La banca afila sus armas y lanza depósitos que vuelven al 4%

Los superdepósitos están regresando ante los problemas de liquidez de la banca. Unicaja, Banco Gallego, Bankpyme y Pastor ofrecen depósitos que llegan a superar al 4%, aunque exigen distintos grados de vinculación.

La banca regresa a la guerra del depósito.
La banca regresa a la guerra del depósito.

La entrada en vigor de la ley contra los depósitos de alta rentabilidad, el pasado 4 de julio, provocó varias bajas en la guerra que se habían declarado las entidades financieras. Pero las tensiones del mercado interbancario de los últimos tiempos están reavivándola.

El Banco Central Europeo (BCE) ofrece de nuevo barra libre de liquidez a largo plazo con subastas a seis meses y el recurso de las entidades financieras españolas al organismo presidido por Jean Claude-Trichet creció en julio un 10%, hasta los 52.053 millones de media diaria.

La financiación minorista, es decir, el ahorro de los clientes de toda la vida vuelve a cobrar fuerza como fuente de liquidez y los bancos han lanzado una nueva hornada de depósitos al 4% e incluso por encima de este porcentaje. También comercializan otros productos, como seguros de ahorro y fondos de inversión garantizados, que llegan a pagar hasta el 4,5% anual.

Las entidades no están dispuestas, de momento, a pagar la liquidez a cualquier precio y sin condiciones. Han vuelto a subir los rendimientos de los depósitos, sí, pero a cambio de productos vinculados que les permitan redondear la rentabilidad que obtienen por los clientes. La buena noticia es que son productos, en la mayoría de los casos, que no exigen desembolsos por parte del cliente. Piden, por ejemplo, domiciliar la nómina, recibos o utilizar las tarjetas de crédito.

Banco Gallego, por ejemplo, ofrece un depósito que paga hasta el 4,05% TAE a 12 meses si se domicilia la nómina, dos recibos y se contrata un seguro. En caso de no cumplir el requisito del seguro, la rentabilidad baja al 3,9% y, si no se cumple ninguno, al 3,75%, según Helpmycash. El importe mínimo de contratación es de 3.000 euros.

Banco Pastor ha lanzado el Depósito Bonificado, que paga un 4% si se domicilian ingresos periódicos y se contratan tarjetas de crédito. El importe mínimo de contratación asciende a 3.000 euros y la duración es de 12 meses. Bankpyme llega a pagar hasta el 4% TAE en un depósito a un año, si bien será necesario negociar las condiciones de vinculación en la oficina.

Unicaja eleva el listón y paga hasta el 4,25% en depósitos a 18 meses. A plazos inferiores -seis o 12 meses-, la rentabilidad baja al 4%. Para lograr la mayor rentabilidad, la caja de ahorros andaluza exige una fuerte vinculación, que incluye contratar un seguro, un fondo de inversión, utilizar la tarjeta de crédito y domiciliar la nómina o pensión. El importe mínimo de contratación es de 6.000 euros.

La nueva legislación, en vigor desde el pasado 4 de julio, penaliza los depósitos a un plazo de entre tres y doce meses que paguen un rendimiento anual superior al euríbor medio a seis meses más 150 puntos básicos. Las entidades que ofrezcan más rentabilidad tendrán que aportar más dinero al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), un instrumento cuya misión es garantizar hasta 100.000 euros por depositante en cada entidad.