Villar Mir pretende cerrar la operación entre septiembre y octubre

La venta del área de Medio Ambiente de OHL entra en la fase final con cuatro pujas

OHL se ha propuesto culminar la desinversión en su negocio de medio ambiente, valorado en unos 200 millones, entre septiembre y octubre. Tras descartar una treintena de muestras de interés, está a punto de cerrar una lista corta en la que fuentes solventes sitúan a las coreanas GS y Posco, a la brasileña Odebrecht y al grupo hongkonés Hutchinson.

La venta del área de Medio Ambiente de OHL entra en la fase final con cuatro pujas
La venta del área de Medio Ambiente de OHL entra en la fase final con cuatro pujas

El proceso de venta de la división de Medio Ambiente de OHL, en la que destaca la filial Inima, ha entrado en su fase definitiva. El calendario que manejan la compañía y el BBVA, su asesor en la operación, dice que se materializará entre los meses de septiembre y octubre.

Fuentes del sector aseguran que OHL tiene prácticamente decidida la lista definitiva de ofertantes, con cuatro de las muestras de interés que ha ido recibiendo desde que reinició este proceso de desinversión a principios de año. Entre los finalistas están las firmas surcoreanas GS Engineering & Construction y Posco Engineering & Construction. Las mismas fuentes también colocan en la fase definitiva al grupo brasileño de infraestructuras Odebrecht y al gigante industrial con sede en Hong Kong Hutchinson.

El traspaso, según manifestó el propio presidente de OHL Juan Miguel Villar Mir el pasado mes de mayo, debería alcanzar un volumen de unos 200 millones. En todo caso, parece que quedan flecos por concretar en cuanto al paquete de activos traspasados. Las fuentes cotejadas comentan que OHL se estaría planteando la posibilidad de quedarse las dos desaladoras que construye en Argelia, Mostaganem y Cap Djinet, y que operará durante 25 años.

OHL 0,62 3,89%

Tanto GS como Posco cuentan con intereses en el negocio medioambiental, con especial énfasis en el tratamiento de agua y de residuos.

Odebrecht, que ya negoció la compra de Inima meses antes de que arrancara este proceso, presta servicios de ingeniería medio ambiental y opera concesiones relacionadas con el agua, estas últimas a través de la subsidiaria Foz do Brasil.

Hutchinson Whampoa, por último, tiene sus principales fortalezas en la operación de puertos, además de invertir en telecomunicaciones, energía o patrimonio inmobiliario. En este caso se trata de otra de las empresas que había mantenido negociaciones previas con OHL para hacerse con el ramillete de concesiones de Inima.

La desinversión de OHL en el área de Medio Ambiente coincide con la declarada intención de soltar lastre en negocios no estratégicos, como puede ser también el turístico. En la actualidad OHL tiene el foco puesto en las concesiones de infraestructuras de transportes y en la obra civil.

Sequía de contratos locales

Inima fue puesta en el mercado en medio de una dura contracción de la licitación de proyectos por parte del Ministerio de Medio Ambiente en España. Sin embargo, la firma declara intereses en medio planeta, pasando por países como Estados Unidos, México, Brasil, Perú, Colombia, Egipto, Emiratos Árabes o Argelia.

Asia, Oriente Próximo y Europa del Este, además de los países en que ya tiene presencia, son las regiones donde está abonando actualmente su crecimiento. Además, la empresa dice apostar por nuevas áreas como los secados térmicos o el tratamiento de fangos.

La mayor parte de los activos de Inima tienen que ver con contratos para la operación de instalaciones como depuradoras, desaladoras o estaciones de aguas residuales, que van más allá de los 20 años de duración.

A lo largo de 2010 la filial de OHL se adjudicó obras por más de 200 millones, entre las que destaca la depuradora Campos de Jordão en São Paulo (Brasil), valorada en 168 millones.

Al igual que OHL, otros competidores españoles tienen activas divisiones dedicadas a los servicios de gestión del agua. Ferrovial es titular de Cadagua; Sacyr Vallehermoso tiene Valoriza, Sadyt o AGS; FCC es propietaria de Aqualia; Acciona opera a través de Acciona Agua y el grupo ACS lo hace bajo la marca Urbaser.

2.300 millones en cartera, la mayor parte a largo plazo

l OHL cerró 2010 con más cartera en Medio Ambiente que en construcción local. En total acumula contratos por 2.300 millones en el área puesta en venta, de los que 2.200 millones representan ingresos a largo plazo.

l Entre las 12 grandes concesiones de Inima, cinco están aún en construcción. Son dos desaladoras en Argelia, con 25 años de plazo de explotación; otras dos depuradoras en Brasil con 20 y 28 años de operación por delante, y una desaladora en Miami (Estados Unidos) para la que cuenta con 15 años de periodo de concesión.

l Al margen de la gestión del ciclo integral del agua, OHL Medio Ambiente, dirigida por José Antonio Membiela, también se dedica a prestar servicios de recuperación del medio natural.

l Inima llegó a OHL por Lain, cuyos socios se la compraron a la SEPI. Villar Mir ya intentó venderla en 2003.

Las cifras

569 millones de euros es la inversión que han precisado las concesiones en manos de Inima.

138 millones alcanzó la cifra de negocio de OHL Medio Ambiente en 2010, con un alza del 7% sobre 2009.