Cierre de sesión

Wall Street no levanta cabeza

La Bolsa de Nueva York despide la semana sin mensajes de ánimo, obsesionada con los bancos europeos y el contagio de la crisis de deuda. Los sectores tecnológico y financiero han sido los más bajistas, arrastrados por los negativos anuncios de HP y Bank of America. El Dow Jones cae un 1,57%; el S&P baja un 1,5% y el Nasdaq cede un 1,62%.

El miedo es tendencia de verano en Wall Street. Los inversores no quieren perder su dinero y venden ante la negra perspectiva de una recaída económica, mientras la burbuja de los valores refugio sufre una hinchazón sin precedentes.

Los datos macroeconómicos de hoy no han dejado grandes revelaciones sobre la economía estadounidense. Los inversores tienen su propia guía: la aprensión, estimulada por el mensaje agorero de Morgan Stanley, que profetiza un futuro en recesión para EE UU y la UE que a muchos les causa pesadillas.

En la apertura, Wall Street registraba pérdidas del 1% que, en pocos minutos, se han moderado por debajo de esa cifra y al cabo de una hora se han transformado en ganancias por encima del 1%. A media jornada, no obstante, el cansancio ha aflorado y las caídas han vuelto a teñir el parqué de rojo.

El sector tecnológico ha sido el más afectado, debido a la reacción en cadena que ha causado el desplome de las acciones de HP por debajo del 20%, un día después de hacer público su posible abandono de la división de ordenadores personales y de rebajar sus previsiones de crecimiento para 2011.

El sector financiero no ha salido menos perjudicado, teniendo como chivo expiatorio a Bank of America, que planea recortar 3.500 puestos de trabajo en un movimiento que a la larga podría afectar a otros 10.000.

Como medio de protección contra la plaga bajista, el dinero que sale de la Bolsa se esconde en valores refugio, como el oro. El precio del metal (al contado) ha batido un nuevo récord nada más abrirse la sesión: 1.867 dólares la onza, aunque finalmente ha cerrado en 1.850.

Antes del fin de semana, Dow Jones se deja un 1,57% hasta los 10.817 enteros; el S&P cae un 1,5% y se instala en los 1.123 puntos. El Nasdaq cede un 1,62% hasta los 2.341 puntos.