Perforar el nivel abriría la puerta a un desplome hasta los 6.800

Análisis técnico: los 7.800 puntos son la línea roja que separa al Ibex del precipicio

Los analistas técnicos tienen marcado a fuego un nivel que el Ibex no debe perforar: el entorno de los 7.800 puntos, el mínimo que tocó la semana pasada. En caso de caer por debajo del soporte, se abriría la puerta a una caída adicional de hasta el 13%.

Parece que prohibir las posiciones cortas en la banca surtió efecto, pero este fue muy limitado. Los rebotes del jueves y del viernes de la semana pasada permitieron al Ibex recuperar un 8,5%. Afortunados los valientes que se atrevieron a comprar en ese suelo y acertaron a vender con plusvalías. Es posible además que haya oportunidades interesantes de cara al medio y al largo plazo, aunque a corto la historia es complicada.

En los últimos tiempos, la Bolsa no se mueve por los fundamentales, que, aunque malos, no explican de manera racional esta acusada espiral bajista. El pánico y los robots tienen bastante que ver en lo que está ocurriendo. El análisis técnico puede ser una guía para saber a qué atenerse en el corto plazo. Los peores escenarios han ido confirmándose uno tras otro.

La situación ahora es muy delicada. El Ibex se sitúa por debajo de su soporte de largo plazo de los 8.500 puntos, el entorno de los 8.000 puntos, que ya ha tanteado hoy, es la otra baza que puede jugar a corto plazo, según explican desde el departamento de análisis de Noesis. Después de ese nivel, le queda un último cartucho: los 7.800 puntos, el mínimo intradía del pasado jueves 11 de agosto. "Habrá que ver si consigue pararse ahí; si lo hace, podemos esperar una reacción alcista contundente. El nivel que tiene que romper para dar una cierta confianza es el máximo marcado esta semana en los 8.800 puntos", señala David Galán, de Bolsageneral.es.

IBEX 35 8.760,90 0,31%

Los analistas técnicos consultados reiteran que perder los 7.800 puntos abriría la puerta a que el índice bajara hasta el entorno de los 6.800 puntos, los mínimos de marzo de 2009. La caída respecto al nivel actual se sitúa alrededor del 13%. "Podría detectarse un soporte intermedio en el entorno de los 7.600 puntos, por el que pasa el canal alcista que el Ibex ha desplegado desde marzo de 2009", explica Rubén de la Torre, de Inversis. Las eventuales medidas que vayan adoptándose en Europa contra la crisis de la deuda y los datos macro que se publicarán a ambos lados del Atlántico determinarán el destino final del selectivo.

Wall Street, hasta hace bien poco uno de los sustentos de las Bolsas occidentales, también se ha dejado llevar por la espiral bajista. El nivel que debe vigilarse es el de los 1.100 puntos del Standard & Poor's, el mínimo del pasado 9 de agosto. José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, advierte que su recuperación hasta los niveles de 1.200 no fue "nada más que un rebote" y que la cota que no debe perforar ahora son los 1.095 puntos.

En Europa, el Euro Stoxx 50 tiene su línea roja en los 2.080 puntos, cuya pérdida dejaría al índice sin soporte de relevancia hasta el entorno de los 1.800 puntos. Una caída en el entorno del 13%, en línea con la que podría llegar a sufrir el Ibex si pierde los 7.800. "Recomiendo mantenerse al margen hasta que se consolide un suelo, el riesgo de entrar ahora es elevado", señala David Galán.