La utilización de estrategias de volatilidad se dispara

Los 'operadores robot' multiplican las operaciones en el derrumbe bursátil

Los programas de trading automático han disparado su volumen de negociación durante el hundimiento de las Bolsas. Se ha multiplicado además la utilización de estrategias que tratan de sacar partido de la alta volatilidad.

Los robots financieros son programas de software que permiten ejecutar órdenes bursátiles a gran velocidad y combinando multitud de estrategias. Desde el 1 al 10 de agoto, el volumen que movieron en la renta variable estadounidense se disparó muy por encima del habitual, según explica Gary Wedbush, vicepresidente ejecutivo de Wedbush Securities, el bróker con mayor cuota de mercado en el Nasdaq.

"Estamos viendo un volumen tremendo entre los programas de alta frecuencia", señala Wedbush. "Su negocio es realizar operaciones rápidas y la volatilidad les da más oportunidades. Algunos de estos sistemas están moviendo entre dos y cinco veces más volumen del que hubieran negociado con los volúmenes habituales de volatilidad", apunta el directivo.

El papel de las empresas de alta frecuencia en los períodos de los alta volatilidad del mercado ha estado bajo la lupa de los reguladores desde el 6 de mayo de 2010, cuando los índices de Wall Street llegaron a desplomarse más de un 10% en unos pocos minutos.

El volumen negociado en la renta variable estadounidense del 4 al 10 de agosto fue record absoluto para un periodo de cinco días, según los datos recopilados por Bloomberg y Credit Suisse. La media diaria de 15.970 millones de acciones batió al record previo obtenido entre el 15 y el 19 de septiembre, justo tras la quiebra de Lehman Brothers, con 15.940 millones de títulos.