Vida profesional

La crisis acentúa la entrada al sistema del 'juez sin oposición'

Estos magistrados sentencian en la actualidad el 19% de los casos.

La crisis acentúa la entrada al sistema del 'juez sin oposición'
La crisis acentúa la entrada al sistema del 'juez sin oposición'

Muchos casos pendientes de resolver y pocos jueces que hayan terminado la carrera judicial. Es decir, que consiguieran terminar Derecho y aprobaran la oposición para lo cual la mayoría destina unos nueve años de su vida. Ante esta situación, la vía más rápida para desatascar la Justicia pasa, en los últimos años, por recurrir a los profesionales sin oposición, pero con carrera jurídica.

Este tipo de magistrado llevó a cabo el pasado año casi el 19% de las sentencias, aunque la mayoría de ellas -el 81%- han sido juzgadas por los titulares. Esto representa unas 400 actuaciones judiciales.

En el año previo a la crisis, los jueces que no habían realizado la oposición llevaban únicamente el 14% de los casos. Doce meses después, el balance subió dos puntos porcentuales hasta ascender a un 16%.

Desde 2009 la cuota no ha dejado de aumentar, pasando del 18,13% en ése ejercicio a casi el 19% en el pasado año, según se observa en El Observatorio de la Justicia de la Fundación Wolters Kluwer.

Para Antonio Ojeda Picón, vocal del Consejo General del Poder Judicial, "la crisis ha supuesto un aumento de carga de trabajo para los tribunales. Las ejecuciones hipotecarias, por ejemplo, aumentaron en un solo año un 80%, cuando aún se trataba de negar el desastre". A esto hay que añadir que a pesar de que el Pacto de Estado por la Justicia preveía alcanzar el 2% de inversión del PIB, solo se destinó el 0,38% del PIB.

Por todo ello, el Pleno del Consejo General del Poder Judicial decidió el pasado año que se redujeran los módulos de entrada de asuntos aprobados antes de 2005. Con esta medida se facilitó que los jueces pudieran lograr objetivos, aunque algunos expertos del citado Observatorio, coinciden en señalar que no fue suficiente para resolver el exceso de trabajo de los magistrados. El número de asuntos planteados en 2010 a los juzgados y tribunales españoles excedió en ese ejercicio un 23,25%.

Para Enrique López, director del Observatorio, "los órganos judiciales han alcanzado un nivel inasumible de carga de trabajo. No podemos resignarnos a aceptar estos índices y habrá que adoptar las medidas que sean necesarias para corregir esta tendencia".

Tampoco la entrada en vigor el mes de mayo de las reformas procesales ni las nuevas competencias que asumieron los secretarios judiciales en la Nueva Oficina Judicial, implantada por el ministro Francisco Caamaño, han servido para determinar hasta ahora las nuevas cargas de trabajo óptimas que debe soportar un magistrado. El Observatorio sí ha cuantificado en 423 jueces el número de magistrados para atender la sobrecarga de trabajo.

Duración del proceso

Una noticia positiva para la justicia es que actualmente el 50% de los casos se está resolviendo dentro del plazo considerado como razonable. En estos momentos, el 51,29% de los juicios se terminaron en un periodo óptimo.

En el año 2007, únicamente el 73% de los casos acababa en un periodo lógico, lo que significa que la Justicia ha podido optimizar su eficiencia en los últimos cuatro años.

Actualmente, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se está planteando la necesidad de reformar el acceso a la profesión, con objeto de facilitar que nuevos jueces se incorporen a la carrera.

Todavía siguen sin ser públicos los sistemas de selección de jueces no miembros de la carrera judicial, diferente en cada uno de los 17 Tribunales Superiores de Justicia, correspondientes a cada comunidad.