Después de dos años de contactos y negociaciones

Alemania y Suiza firmarán un acuerdo para evitar la evasión fiscal germana

Alemania y Suiza firmarán en breve un acuerdo bilateral para evitar la evasión fiscal germana sin dañar la tradicional protección bancaria helvética, informó hoy en un comunicado el Ministerio de Finanzas alemán.

El pacto, que pone fin a dos años de contactos y desacuerdos entre ambos países, incluye el pago de 2.000 millones de francos suizos (1.890 millones de euros) de los bancos suizos al Gobierno alemán por el dinero evadido por sus clientes germanos.

Esta cantidad será reembolsada posteriormente a los bancos a través de los impuestos que recaude Berlín de los clientes alemanes de los bancos suizos.

Además, los bancos suizos retendrán a partir de 2013 el 26,375 por ciento de los intereses, dividendos y beneficios que obtengan los alemanes con cuentas "off-shore", y se le transferirán el montante total al fisco germano, aunque mantendrán en secreto las identidades de sus clientes.

No obstante, también los alemanes con cuentas en Suiza podrán optar por informar a la agencia tributaria germana de sus activos en el exterior.

Asimismo, las autoridades alemanas podrán solicitar al gobierno suizo información bancaria de hasta 999 ciudadanos germanos cada dos años, aportando la identidad completa del ciudadano al que investigan por fraude fiscal pero no necesariamente el nombre de la entidad financiera implicada.

Berlín comenzó a principios del año pasado a investigar a defraudadores gracias a la compra de CD de confidentes anónimos con los datos personales de ciudadanos alemanes con cuentas en Suiza, lo que causó roces entre ambos países.

El Gobierno helvético considera que el pacto tendrá un efecto a largo plazo equiparable al intercambio automático de información financiera.

Suiza se comprometió en marzo de 2009 a cumplir los estándares internacionales de transparencia bancaria para evitar ser calificada de paraíso fiscal por la OCDE. EFECOM