Según un estudio de Forrester

Los europeos solo quieren el iPad

Los competidores se esfuerzan por crear productos con una relación calidad-precio atractiva, pero el iPad, la tableta de Apple, no encuentra rival a su altura en el Viejo Continente, según revelan los datos de un estudio realizado por la consultora Forrester.

el iPad de Apple
el iPad de Apple

El bombo con el que se han lanzado en diversos países europeos productos como la Acer Iconia Tab o la Samsung Galaxy Tab 10.1 podría dar la sensación de que el mercado está dispuesto a recibir con los brazos abiertos a las tabletas Android. Nada más lejos de la realidad. Un estudio realizado por la consultora Forrester revela que Europa está volcada en el iPad. No quiere sucedáneos.

La región EMEA -Europa, Oriente Medio y África- es un enorme mercado para este tipo de dispositivos: este año, el 2011, se cerrará con 14,5 millones de tabletas circulando por el territorio, lo que supone el 30% de la cifra global. De estas, un 70% por ciento son iPads.

La enorme penetración de la tableta de Apple contrasta con la implantación de la empresa estadounidense en Europa, donde solo hay 52 tiendas de la marca, un número irrisorio comparado con las 238 que se pueden encontrar en EE UU. 30 de las tiendas europeas, además, se encuentran en el Reino Unido.

A la hora de comprar una tableta, a los europeos no les echa atrás ni la falta de tiendas de Apple ni el hecho de que los competidores estén produciendo dispositivos a un precio más barato. Eso sí, la querencia por Apple se limita al mundo de las tabletas, ya que, en el caso de los ordenadores portátiles, en Europa se compran menos Macs que en EE UU.

Los precios de los competidores, no obstante, siguen siendo elevados si se tiene en cuenta que sus tabletas no ofrecen los mismos contenidos que el iPad. Esa es la principal razón a la que apunta el informe para explicar el porqué de la fidelidad europea al tablet de la empresa de la manzana. Si alguien tiene posibilidades de arrancarle un mordisco es, según el estudio, la tableta Sony S1, de próximo lanzamiento.