La institución ha mantenido el precio del dinero

La Fed mantendrá los tipos en el 0% hasta mediados de 2013

La Reserva Federal de Estados Unidos ha mantenido los tipos de interés en el 0%. La institución ha puesto por primera vez fecha a esta política y ha asegurado que mantendrá estos niveles "durante un periodo prolongado" hasta "al menos mediados de 2013". La Fed no ha anunciado nuevas compras de bonos.

Más allá del interés sobre la decisión sobre los tipos de interés, que se han mantenido inalterados en una horquilla entre el 0% y el 0,25%, en el que se encuentran desde diciembre de 2008, el interés se centraba en si habría o no nuevas compras de bonos. En su comunicado el FOMC no ha anunciado nuevas compras de bonos pero ha reiterado que mantendrá su política de reinversión de los beneficios de los bonos con vencimiento en su cartera, aunque no precisó un plazo específico para tales acciones. En las últimas semanas y ante la publicación de datos macroeconómicos que se han situado por debajo de las expectativas de los analistas habían vuelto a mencionarse la posibilidad de un nuevo paquete de compra de activos, el denominado QE3, que reemplazaría al que finalizó en el mes de junio.

El Comité Federal de Mercado Abierto asegura que los tipos de interés se mantendrán bajos "por un periodo de tiempo prolongado" pero cita por primera vez un plazo de tiempo al asegurar que se mantendrán así "hasta al menos mediados de 2013". La decisión del FOMC no ha sido unánime. Tres de sus miembros, los presidentes de la Reserva Federal de Dallas, Minneapolis y Filadelfia, votaron en contra de la decisión del organismo, frente a los otros siete que votaron a favor. Se trata la primera vez desde que llegó Bernanke a la institución en la que la decisión de la Fed cuenta con tres votos en contra, la última ocasión se remonta a 1992 bajo mandato de Alan Greenspan.

En su comunicado la institución asegura además que el ritmo de la recuperación económica está siendo más lento de lo esperado.

Los miembros del comité de la Fed debatieron además los instrumentos de política para promover una fuerte recuperación de las perspectivas económicas en un contexto de estabilidad de precios y aseguraron que la institución estaba preparada para adoptar herramientas si fuera necesario.

La reunión de la Fed llega después de que el viernes la agencia de calificación Standard & Poor's rebajara la calificación de la deuda estadounidense un escalón y la privara de la triple A. Una decisión que provocó en la jornada del lunes las mayores caídas en Wall Street desde diciembre de 2008.

En esta ocasión, no ha habido una rueda de prensa del presidente de la Fed, Ben Bernanke, que fueron inauguradas hace dos meses. Los mercados tendrán que esperar hasta finales de mes para escuchar a Bernanke en la conferencia anual de política económica que se celebrará en Jackson Hole.